Opinión

¿Por qué los accidentes continúan? Se considera “de moda” beber alcohol

Ana Arias

 

Al filo de las 3:00 am del domingo 29 de julio, ocurrió un accidente automovilístico en la vialidad Los Nogales y la avenida Venceremos, que ha impactado a la sociedad. En total, hubo 6 fallecidos y 6 heridos.  Este accidente se produjo después de una fiesta, a la cual la conductora, aún prófuga, conducía una pick up donde se transportaban amigos y desconocidos que le habían pedido “ride”, ellos iban en la caja trasera de su vehículo.

Según reporta vialidad, se cree que la conductora viajaba en estado de ebriedad e iba jugando carreras con otro vehículo. Finalmente, debido al exceso de velocidad y la impericia de la conductora, la pick up se estrelló contra un muro de contención y por el impacto, los jóvenes que viajaban en la parte trasera salieron disparados contra el asfalto. El resultado fue lamentable.

Las personas fallecidas tenían entre 18 y 24 años, dejando a seis familias sumidas en el dolor por la pérdida de sus hijos y otras mas sufriendo por tener a sus hijos en los hospitales.

La conductora huyó del lugar de los hechos y aún no ha sido identificada. Más tarde, la unidad fue reportada como robada.

Tras este accidente, familiares y amigos han llevado flores y veladoras como ofrendas al lugar del accidente.

Chihuahua fue presentado por INEGI como el estado con mayor índice de accidentes automovilísticos en el 2017, siendo el consumo de alcohol una de las principales causas de muerte al volante.

Entonces, teniendo este dato a la mano, ¿se ha hecho algo para intentar cambiar estas cifras?

¿por qué los accidentes continúan? Se considera “de moda” beber alcohol

En mi opinión, México no es un país que acostumbre detenerse a pensar en los riesgos y este es un gran problema cuando se trata de tomar decisiones.

El consumo del alcohol ha ido en aumento debido a la globalización, el comercio, la tendencia, la facilidad de obtener bebidas de este tipo y la presión de las empresas para mantener los precios bajos y que sean accesibles a toda la población, además de que en la sociedad existe la idea de “tomar para divertirse”.

Respecto a los padres, pienso que no es necesario retener a los jóvenes para evitar este tipo de accidentes, sólo es necesario educarlos para que se responsabilicen de sí mismos y de sus actos, que valoren su vida y la de los demás y que aprendan a controlarse antes de excederse con el alcohol.

Esperamos que lo ocurrido no quede en el olvido, como tantos otros accidentes que han segado la vida de jóvenes y que se tomen cartas en el asunto para evitar más echos dolorosos como el ocurrido este domingo. La sociedad civil y las autoridades en conjunto deben implementar un plan de acción para cambiar esta tendencia suicida que nos lastima como sociedad.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *