Nacional

Mujeres transforman mil toneladas de basura orgánica en comida y shampoo: Otma inaugura unidad

“Cuando ves nacer una planta de la basura orgánica, descubres un milagro”: Ana Sosa

Un grupo de mujeres emprendedoras en Tlaxcala alcanzan una producción de más de mil 200 toneladas de abono, han adquirido una unidad de transferencia en dónde las personas del municipio y empresas podrán dejar sus desechos orgánicos para lograr reducir la contaminación y fortalecer el proyecto de desarrollo sustentable para beneficios de más persona.

La empresa Orgánicas Tlaxco Mujeres Agroemprendedoras (OTMA) está integrada por 20 mujeres dedicadas a la elaboración de composta, abono y productos de higiene personal a base de desechos orgánicos.

La organización se fundó hace 3 años por Ana Sosa, actual directora general, con el objetivo de atender dos situaciones. Primero ayudar a la sustentabilidad ambiental al hacer un uso responsable de los desechos orgánicos que generan infecciones y mal olor si se dejan al aire libre, reduciendo el volumen de basura. Y segundo, ofrecer un espacio productivo para madres solteras, logrando que desarrollen autonomía económica y mejoren su calidad de vida y la de sus hijas e hijos.

Su proyecto inició en un espacio de 20 m2 pero ha crecido tanto que debieron construir la unidad de transferencia de 5 mil m2 que fue inaugurada el día de hoy por autoridades de Tlaxcala y la presencia Asociación Nacional de Mujeres Empresarias del Campo A.C.(ANMEC) red de la cual la empresa forma parte.

Con la unidad de transferencia ampliarán su proyecto a nivel municipal, lo llevarán a 50 mil habitantes

El objetivo de esta unidad de transferencia es ofrecer un espacio dónde empresas, escuelas y habitantes de Tlaxcala podrán dejar sus residuos orgánicos, para que sean reutilizados en lugar de contaminar.

Adicionalmente, Orgánicas Tlaxco se encuentran en pláticas con el Gobierno Municipal para implementar campañas y formar conciencia sobre el beneficio de transformar la basura en vida, dar a conocer el proyecto y fomentar cada vez más la cultura de la separación de residuos orgánicos.

Separan los residuos orgánicos y los transforman en abono y productos de higiene personal

Ellas se encargan de la elaboración de composta y productos de higiene personal, mediante la separación de los residuos orgánicos y su transformación en abono. Al mismo tiempo le dan valor agregado a la parte de producción y auto-consumo, creando jabones, cremas, shampoo, repelente, todos productos orgánicos.

Ana Sosa por su experiencia de vida y al compartir con otras mujeres la necesidad de trabajar para sacar adelante a sus hijas e hijos trazó la línea de interés de la empresa en el autoempleo.

“Cuando ves nacer una planta de algo que para todos es basura, descubres un milagro” esto me detenerminó a trabajar duro para hacer que esto creciera: Ana Sosa

Asimismo también colaboran con Peace Corps México y SAGARPA de quienes obtuvieron un financiamiento productivo de 2 millones de pesos a lo que sumaron una aportación propia de 222 mil pesos. Estos recursos que serán destinados a dar crecimiento al proyecto. También será invertido en la construcción de unas cabañas para que las mujeres puedan vivir con su familia. Pretenden construir las cabañas ellas mismas y establecerlas cerca del terreno dónde producen el abono.

Empezaron produciendo al rededor de 300 kilos, ahora pueden llegar a producir hasta mil 200 toneladas

Estas 20 mujeres tan sólo con residuos orgánicos y un terreno han logrado crear composta con desechos de frutas y vegetales de los mercados y empresas, también ceniza y madera que es desechada por industrias y empresas. 

Al trabajar estos residuos los beneficios que se crean es la fertilización de la tierra que producirá mejores cosechas y hará a las plantas más fuertes mediante el uso de composta, además, al estar transformando este recurso se reduce un foco de infección porque disminuyen los niveles de desecho que podrían estar yendo a parar al basurero municipal causando malos olores y generando bacterias.

Venden los productos que crean en el mercado artesanal de Tlaxco, pueblo mágico y el abono lo venden por kilos y toneladas, que es de donde recuperan sus inversiones.

Cada una de ellas tiene un trabajo aparte de este lugar dentro de Orgánicas Tlaxco, son mujeres emprendedoras que a través de este proyecto sustentable están logrando un municipio más limpio y seguro. De dónde principalmente captan los desechos actualmente son de escuelas y empresas, pero planean llegar a todo el municipio.

Conseguir que Tlaxcala sea un municipio limpio es un reto muy grande, explicó Ana Sosa, y actualmente nuestro principal objetivo pero estamos convencidas de que lo podemos lograr e influir en los 50 millones de personas que viven en Tlaxcala.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *