Cultura

¿Conoces El Cairo Café? Un pedazo de Egipto en Chihuahua

Con 12 años de antigüedad, conserva toda la identidad cultural de un auténtico café de Egipto

El Cairo Café es un concepto único en Chihuahua, donde se ofrecen bebidas tradicionales de Egipto, así como platillos y shisha. Esto con la idea de brindar una oportunidad a chihuahuenses de conocer la cultura egipcia de una manera auténtica y traída por Kamal, dueño del establecimiento.

Un lugar tranquilo, donde la gente a la que le gusta conocer culturas diferentes, leer, escribir, estudiar y pasar un rato con amigos puede estar a gusto. Ésta fue una de las ideas que llevó a Kamal a abrir el establecimiento hace 12 años, además de tener un espacio donde pueda compartir su cultura.

Cairo Café.

Para quiénes ya han tenido la oportunidad de vivir la experiencia en El Cairo Café, Kamal sigue integrando platillos especiales al menú, como es el caso de este mes con el shawarma y crepas de camote.

El shawarma puede ser carne de borrego, res o pollo cocinada en trompo y marinada con especias. Hasta ahora en El Cairo Café hay de pollo, y próximamente se estará integrando de res.

Dentro del menú de El Cairo Café puedes encontrar cosas como mahshi, kofta, falafel y salata. El mahshi son hojas de parra rellenas con arroz, kofta es pastel de carne y también lo encuentras relleno de espinacas, el falafel son tortitas de haba y a su vez en el establecimiento las venden en gorditas y la salata es una ensalada de pepino, cilantro y cebolla.

Comida de El Cairo Café.

Sobre postres, El Cairo Café ofrece basbusa, pay de queso y crepas de plátano y de camote. La basbusa es un postre típico de Egipto, hecho con sémola, coco y yogur.

Hablando de bebidas, hay una gran variedad de limonadas, té y bebidas calientes. En el té puedes encontrar verde con anís, fresa con kiwi, crema irlandesa, maracuyá y más, por precios de 35 y 25 pesos. Las limonadas tienen un costo de entre 20 y 25 pesos, hay limonada aswan (con crema) y alejandría también.

Dentro de las bebidas egipcias se encuentra la houlba, que es un té de semilla de fenogreco, la cual es una semilla que se utiliza en Egipto para curar úlceras y malestares. También está el sahlab, que es una bebida caliente de leche, ajonjolí, cacahuates y coco. El moghat también esta hecha con semilla de fenogreco molida con leche.

En El Cairo Café también puedes comprar o rentar trajes egipcios, y hasta tener tu propia tasa con nombre en árabe

Kamal trae la shisha, decoración y otros productos que tiene en el café desde Egipto. Una de las novedades más recientes son los trajes típicos, disponibles para hombres y mujeres, tanto en renta como para venta. También vende tasas con escritos en árabe que cuestan 80 pesos y playeras con nombres y algunas con el padre nuestro en arameo en 160. Así como incienso, pulseras, llaveros.

Cliente de El Cairo Café.

Respecto a la shisha, se vende con tabaco y sin tabaco, pero en ambos casos sólo a mayores de edad. La shisha es una tradición muy importante en Egipto, donde fumarla con las amistades en cafés da un sentido de convivencia para las personas. La pipa normal tiene un costo de 70 pesos y la jumbo 150. Por su parte, también vende shisha frutal, a la que se le agrega una manzana o naranja a la pipa, lo cual aporta un sabor diferente, pues la shisha se humedece.  

Tazas del Cairo.

Todas las pipas que hay en El Cairo son traídas desde Egipto, al igual que la shisha. Y tiene una gran variedad de sabores, como piña colada, mango, menta, kiwi, frambuesa, zarzamora, vino tinto, arándano, uva, cereza, sandía, toronja, manzana, red bull, plátano, guayaba y más. En El Cairo Café también se encuentran libros disponibles para leer mientras se esté en el café de forma gratuita.

Shishas.

Kamal es quien atiende y cocina dentro del café. Cuando estaba en Egipto, él estudio arqueología y era guía de turistas, posteriormente tuvo un interés por aprender español. Se casó con una mujer mexicana llamada Gaby y vino a Chihuahua, México. Al estar aquí extrañaba la comida de su país, entonces decidió aprender a cocinar preguntándole a su madre y sobrinas cómo preparaban los platillos típicos.

Luego descubrió que le gustaba mucho cocinar, y fue mejorando en la presentación y animándose a crear platillos nuevos que ahora utiliza en su café, como el caso de las crepas de camote.

En Egipto ir a un café con amigos, es lo mismo que en México ir a un bar con tus amistades, sólo que en Egipto no se puede consumir alcohol, por esto los cafés son por mucho la primera opción para convivencia. Kamal se siente muy contento por tener 12 años con el café, pues en Egipto el tiempo que tiene un lugar como estos es muy importante, ya que demuestra una tradición en el negocio y es significado de admiración y confianza en el servicio.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *