Chihuahua

Casas Grandes, entre tortas, cerámica y cultura

Casas Grandes, Pueblo Mágico que además es patrimonio cultural de la humanidad protegido por la UNESCO que poseé México, es también Primer lugar nacional en Tortas Frías

Paquimé, Mata Ortiz y Colonia Juárez, son los 3 lugares más importantes y de visita obligada dentro de Casas Grandes, pero hay lugares que también son cruciales dentro de la historia cultural y son menos conocidos como:

  • La Iglesia de la Misericordia, una iglesia católica donde todas sus paredes están pintadas  a manera de un cielo, es un lugar muy bonito;
  • La Hacienda de San Diego dónde vivió Luis Terrazas;
  • La Hacienda Corralitos que llegó a ser el primer Palacio Nacional al triunfo de la Revolución y donde despachó por primera vez el presidente Francisco I. Madero;
  • Los campos menonitas;
  • La Sotolera Janos, la cueva de la bahía, la vía del ferrocarril, entre otras.

En cuestiones gastronómicas este lugar es famoso por los pavos Parson que tienen el 1er lugar nacional de producción, por las tortas frías y recientemente un restaurante llamado Los Colorados, donde sirven pollo mogollón, que contiene sotol, el licor más famoso de este lugar hecho con víbora de cascabel, y para la compra de souvenirs están la Tienda del Museo, Mata Ortiz y Casa del nopal.

Estamos en una zona privilegiada que no ha sido explotada y así tenemos la oportunidad de ofrecer un turismo muy cuidado, nos dice Azucena Durán, empresaria turística de Casas Grandes. Tratamos evitar que se destroce el lugar, las costumbres y las tradiciones. Además de contar con el centro de cerámica más fina de todo México.

La gente de aquí es muy amable, añade Diana Acosta, dueña de la empresa Agave Lindo Tour. Somos muy dados a hacer plática a los visitantes y recomendar sitios históricos, arqueológicos, naturales. La gente suele ser bilingüe principalmente por la Academia Juárez. Hay mucha convergencia de  cultura, en el municipio hay menonitas, lebarones, mestizos, chinos, americanos.

El reto más grande al que se enfrentan las personas de esta región es la falta de publicidad gubernamental. Generalmente en comerciales donde se anuncian lugares turísticos de México se omite mencionar a Casas Grandes, porque realmente invierten más en otros municipios, se necesitan más recursos para fomentar el turismo.

La mayor publicidad de este lugar se hace en base a recomendaciones. La gente que se dedica a esto, como empresarios y guías independientes, crecen solos,  sin apoyo gubernamental, movidos por el objetivo de promover la cultura de este municipio.

Como opinión personal y en base a lo que vivo, al pueblo (como le dicen a Casas Grandes los lugareños), todavía le falta mucho para ser cumplir las características del sello Pueblo Mágico, especialmente en cuestiones de turismo y concientización sobre su valor, dice Azucena Durán. Como guías tratamos de difundir lo que tenemos en nuestra comunidad para ofrecer y hacer que las personas se enamoren de una zona arqueológica que es única en México y aprendamos a valorar lo que tenemos.

Aunque el nivel de visitas es relativamente bajo, el turismo es algo que se va a ir desarrollando cada vez más, concordaron ambas. La comunidad irá despertando y verá que esto nos deja la oportunidad de compartir la riqueza cultural de Casas Grandes.

Poco a poco se han ido integrando personas y esperamos que con el tiempo, los empresarios se concienticen. Esto también es una misión del Comité Turístico de Casas Grandes Pueblo Mágico: dar un servicio enfocado al turismo, en hoteles, restaurantes, en tiendas de autoservicio. Poco a poco se quiere que todos nos vayamos integrando para lograr un mejor crecimiento.

En la comunidad no hay mucha cultura turística. El pueblo aun no aprende a valorar todo lo que tiene porque como han vivido ahí toda su vida lo normalizan. Casas grandes no es casas grandes, es Paquimé. Necesitamos enseñarle primero al pueblo que tiene algo de mucho valor y poder transmitirle a los visitantes esa sensación de querer decirle al mundo “tengo algo bien valioso y te lo quiero mostrar” es un proceso y estamos en él, añade Azucena.

En Casas Grandes, siendo un municipio con tanta historia y tanta cultura, como turista es necesario que al visitar éste lugar se contrate un guía de turistas; porque si van sin asesoría no van a  saber lo que es, lo que significa, quienes vivieron, cuándo se construyó, por cuánto existió, cómo se construyó. Y eso es necesario para una experiencia completa.

Existen muchas guías comprometidas, con ansias de superarse, apasionadas por su trabajo y por el legado de la región; mismas que hacen todo lo posible por abastecer las necesidades de los visitantes. Presentando también maneras de dar a conocer la historia de una manera didáctica y divertida.

Paquimé es uno de los lugares que merecen ser visitados por lo menos una vez en la vida, te deja una experiencia maravillosa y de apreciación hacia nuestras raíces y toda la cultura mexicana.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *