Chihuahua

Cementerio y crematorio para mascotas, una opción para despedir a un miembro más de la familia

Nace en Chihuahua hace 11 años, queriendo brindar un espacio apto para despedir a las mascotas

El Cementerio y crematorio para mascotas Senda a la Eternidad se encuentra en el estado de Chihuahua, carretera a Santa Eulalia kilómetro 3.2 . Hoy lo dirige Larissa Pasillas, quién en entrevista nos contó la historia de este lugar, y un poco de las más de 800 anécdotas que llevan detrás cada una de las mascotas que han pasado por aquí.

Senda a la Eternidad ofrece entierros y cremaciones para las mascotas. Este espacio familiar inició en junio de 2006, de la idea del padre de Larissa, el ingeniero Óscar Pasillas. Su hija lo describió como una persona muy especial, que siempre tuvo un gran respeto hacia los animales. Para iniciar este proyecto lo impulsaron varias cosas, entre ellas el tema de la contaminación causada por el desecho de animales en lotes baldíos o espacios públicos.

Tumba de Lulú, con árbol.

En un principio, Óscar Pasillas tenía una granja, y sus amigos le pedían sepultar a sus mascotas en ella, lo que él aceptaba con gusto. Larissa, nos dijo que desde niña su padre le contaba historias sobre cómo los egipcios enterraban a sus mascotas al lado de sus dueños y dueñas. Alrededor del año 2000, Óscar Pasillas hizo un viaje a Marruecos donde conoció un panteón de mascotas, y llegando a casa ya sabía qué haría con el espació sobrante en la granja.

Desde que decidió abrir el cementerio de mascotas, le llevó 4 años completar su sueño, principalmente por la solicitud de permisos requeridos de impacto ambiental, uso de suelo y además porque no había una legislación para este nuevo concepto. Éste ha sido uno de los primeros cementerios de mascotas en México, también hay uno en CDMX y en Toluca. Además en zonas de Estados Unidos como Nueva York, California, etc.

Al principio un cementerio de mascotas era algo raro en Chihuahua, la gente solía decirle a Óscar Pasillas que estaba loco. El ingeniero estaba muy agradecido con sus primeros clientes, pues confiaron en su proyecto. Tuvo mucho apoyo de muchos médicos veterinarios que lo recomendaban.

Posteriormente la gente empezó a solicitarle cremaciones, por lo cual comenzó a investigar los permisos necesarios y a tramitarlos. Para este momento fue más fácil cumplir con los lineamientos del uso del horno respecto a la emisión de gases a la atmósfera. 

Cuenta con el reconocimiento como cementerio y crematorio a nivel internacional

Fueron creciendo y se anexaron a una asociación internacional de cementerios y crematorios para mascotas, comenzaron a ir a las convenciones donde fueron aprendiendo más sobre los estándares de este tipo de lugares. Hoy Senda a la Eternidad cuenta con el reconocimiento a nivel internacional como cementerio y crematorio para mascotas.

Su hija Larissa siempre estuvo desde el inicio del proyecto al lado de su padre. Y al fallecer él en agosto de 2015, ella pasó a administrar el cementerio.

La gente quiere mucho a sus mascotas, se vuelven parte de su familia y antes no sabían qué hacer con ellas. Ahora con esta opción son cada vez más las personas que se acercan al cementerio para enterrar o cremar a sus mascotas, explicó Larissa Pasillas. Hasta ahora han recibido a 800 mascotas aproximadamente.

Sepultura de Chacho

Lo que llevó a Larissa a continuar con el cementerio y crematorio de mascotas Senda a la Eternidad fue continuar el legado de su padre, además de haberse enamorado del proyecto. Ella, explicó que cada mascota es una vida y una historia diferente, que han formado parte de la familia. A su vez, ha iniciado sus propias ideas dentro del cementerio, una de las que está en proceso es la creación de un libro con las historias de las mascotas escritas por sus dueños y dueñas.

Larissa también hizo la observación de que las leyendas plasmadas en las lápidas de las mascotas, no las encuentras en un panteón humano. Ahí plasman sus dueños y dueñas los sentimientos hacia sus compañeros de vida.

El proceso de contratación es ponerse en contacto con el cementerio. Ahí hay una sala a donde pueden asistir para despedirse de su mascota y agradecerle. Eligen si prefieren la sepultura o la cremación. En el caso de las cremaciones pueden entrar al lugar donde se pone la mascota en el horno y para el entierro pueden elegir entre los espacios disponibles.

La sepultura se contrata por dos años, después una cuota anual por concepto de revalidación de 500 pesos. La cremación varía de acuerdo con el peso de la mascota, pero va de un costo de mil 600 pesos en delante. En ambos procesos pueden estar presentes en todo momento, y se asegura que su mascota será tratada con todo el respeto y dignidad que se merece, aclaró Larissa Pasillas.

Hasta ahora han recibido a más de 800 mascotas. Entre ellas boas, iguanas, cuyos, erizos, palomas, guacamayas, chivos, gansos, yeguas, potrillos, perros, gatos, conejos, mapaches y lobos. En un mismo terreno se puede sepultar a más de una mascota, dependiendo del periodo entre el entierro y el tamaño, sin embargo, hay tumbas con hasta 4 mascotas y tiene el mismo costo. El terreno mide alrededor de mil 500 m2, y actualmente se está abriendo una segunda sección de la misma medida.

Cementerio para mascotas.

Posteriormente se puede visitar a la mascota cuando se desee. Larissa, detalló que en las festividades la gente adorna la tumba de sus mascotas y en Día de Muertos hay muchas familias visitando el lugar. “Llegan tristes y se van felices, los cementerios de mascotas son muy diferentes a los humanos”, aclaró.

“Me gusta platicar con las personas y poderlas ayudar a despedirse de sus mascotas,  a que cierren el ciclo y ya no sientan tanto el dolor de la pérdida”, comentó Larissa. Y agregó que una de las últimas certificaciones que tomaron fue sobre el manejo del duelo.

No sabemos enfrentar la muerte, nadie nos enseña. Pero se necesitan cerrar ciclos: Yamile Villegas

En entrevista con Yamile Villegas, explicó que desde un punto de vista de la sicología un cementerio de mascotas es terapéutico para saber decir adiós. Por nuestra cultura se dice que en México se ríe de la muerte, pero esto es falso porque en realidad no estamos listos para afrontarlo.  No es un proceso que se asimila desde la niñez.

Las mascotas se convierten en seres importante en la vida de los niños, hay que enseñarles a despedirse y que nada es para siempre, explicó Yamile Villegas de Alma Calma. Para que de esta manera en futuros años no sientan tanto dolor y aprendan a cerrar círculos. A veces hay dolores de duelo que duran muchos años, porque no sabemos cómo afrontar la muerte

Las pérdidas siempre están presentes en nuestra vida. Con enseñar esta despedida se les muestra a afrontar mejor la idea de la partida y conflictos posteriores. Los funerales son para la gente viva, pues es la que realmente necesita la despedida, por lo que es muy buena esta propuesta de un cementerio de mascotas.

Lápida de Pelusa.

Generalmente con el tema de las mascotas, cuando mueren las desechan en las veterinarias o son arrojadas en terrenos baldíos, y se les dice a niños y niñas que fueron llevados a una granja o alguna otra mentira aparentemente inocente.

Sin embargo, esto sólo limita el cierre del ciclo y la despedida hacia la mascota que nunca se puede concretar, detalló Villegas. Además de causarles incertidumbre y ansiedad, en el desarrollo a etapa adulta generan apegos ansiosos en los que sienten que las personas a su alrededor se pueden ir en cualquier momento y no volver, como un reflejo de lo pasado con sus mascotas.

Nadie nos prepara para estas despedidas, para adultos tiene el mismo beneficio que para la infancia, se siente dolor de la ausencia. Pero saber soltar tiene muchos beneficios, por ejemplo en el caso de ir creando menos relaciones dependientes, por las que se piensa que se le da sentido en la vida cuando en realidad ese sentido, esos sueños se tienen dentro de cada una de nosotras, finalizó Yamile.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *