Opinión

A cien años de la Constitución ¿Qué calificación se le da a su cumplimiento y acceso?

Marisol Rivera Rivas

Ensayo ganador del Premio Laureano Muñoz 2017, 100 años de la Constitución Mexicana: Derechos humanos y reflexiones, titulada estructura progresiva y adaptable, pero… ¿Qué calificación se le da a su cumplimiento y acceso?, escrita por Marisol Rivera, estudiante de Colegio de Bachilleres plantel 1.

Mucho de las violaciones de derechos humanos que existen no deberían ser, por lo que se ha establecidó en la Constitución Política de México: Marisol Rivera

Marisol Rivera

22 mil 500 palabras conformaban nuestra Constitución originalmente. Hoy en día este número se triplica. En dichas palabras se enmarcaban los principales derechos que necesitaba la sociedad del siglo XX. Pero la sociedad avanza y se van creando nuevas situaciones de conflicto, se tienen que crear más derechos y disposiciones legales que le puedan dar una respuesta a los daños y una protección a la integridad de las personas.

Cada vez se hacen más y más modificaciones a las leyes, los legisladores se preocupan por ir adaptando las leyes a las personas, pero pocos se ocupan por lograr el cumplimiento de lo que ya se tiene o de que todos conozcan sus derechos.

Disponibilidad y legibilidad

A la Constitución se le han hecho más de 700 reformas desde su publicación y solo 22 artículos han quedado en su forma original. Una de sus últimas modificaciones fue hecha en septiembre de este año.

Como dicho documento está en continuo cambio, la mejor manera de encontrarlo actualizado es vía internet, pero no todas las personas tienen acceso a este servicio, sin embargo, es un documento que todos deberían de tener a su alcance pues enmarca sus derechos.

El encontrarla en tiempo y forma no es el único reto que se presenta al momento de estar disponible para una persona, desgraciadamente la Constitución es un texto formal (que nadie nos enseña a leer) y lleno de tecnicismos.

La Constitución representa el esfuerzo de la autoridad mediante la elaboración de un documento que reúne un conjunto de normas que buscan lograr una sana convivencia y el buen gobierno para la población.

Si es para la población, se nos debería de inculcar la conciencia de la importancia de conocer este documento y entenderlo en su totalidad. Si una persona no sabe a qué es lo que tiene derecho, no puede exigirlo o identificar si se están violentando sus Derechos Humanos.

Nadie nos enseña a leer algo que es tan sustancioso en nuestras vidas, cuando en las escuelas se toca el tema de la Constitución solo se aborda de su contenido los artículos considerados más importantes (3, 6, 27 y 123) y quiénes, cómo y por qué la construyeron.  Sin explicar cómo se divide en secciones, su estructura en general, ni que quieren decir términos como ‘artículos transitorios’.

Para resolver lo anterior se debe de crear un método para enseñar y abordar realmente el contenido de la Constitución, que nos enseñe a todos y todas a que tenemos derechos, la manera en la podemos exigir que se respeten y ejercerlos libremente. Y es que la persona qué sabe, se aprovecha y abusa del que no; una problemática que tenemos que cambiar.

¿Cómo se da el cumplimiento de la constitución?

Premio Laureano Muñoz

La Constitución es el libro más violado del mundo. A esta conclusión llegue después de preguntar a personas diferentes en edad, sexo, ideas, condición socioeconómica qué es lo que pensaban sobre la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Veo que la población no tiene fé en ella, y es que ¿Cómo creer en algo que no se respeta?

Art. 3 La educación no es gratuita ni está al alcance de todos. Las personas que se desenvuelven en un ambiente de carencias económicas, en el que están obligados por su entorno a trabajar antes que educarse, es un serio problema en México.

Existen programas de ayuda como las becas, pero son insuficientes, mal distribuidas o poco difundidas hacia las zonas donde se requieren. Además de que generalmente si un alumno no paga la colegiatura, la escuela le priva de eventos y celebraciones en la institución, creando una presión social y vulnerando al de por sí ya vulnerable.

4 de cada 100 hombres y 6 de cada 100 mujeres de 15 años y más no saben leer ni escribir, según datos del INEGI. Hablamos de más de 4.7 millones de personas sin educación básica.

Salud y Alimentación, Art 4. Los centros de salud público carecen de satisfacer las necesidades y tienen un mal servicio para la población. Hay muchos casos en los que a los pacientes se les trata con negligencia, la ética profesional es algo que se ignora totalmente.

El IMSS tiene muchas denuncias en todos los municipios de la república, en donde la negligencia ha llegado al grado de causar daños morales y muertes a pacientes o terceros, como es el caso de los partos. Tampoco cubre todas las necesidades de los pacientes gratuitamente en su totalidad, lo que conlleva una carga sustantiva a los enfermos y a sus familias.

 “Toda persona tiene derecho a la alimentación nutritiva, suficiente y de calidad. El Estado lo garantizará.”

El 23.3%, o sea 27 millones de personas, de la población vive en pobreza alimentaria y el 12.5% sufre desnutrición crónica, estos son datos del CONEVAL. 27 millones de personas que no están recibiendo uno de sus principales derechos, no solo presente en la Constitución, sino en la Declaración de los Derechos Humanos.

Desde el año 2000 hasta marzo de 2017 se han asesinado a 123 periodistas: libertad de expresión

Libertad de expresión, Art 6 y 7, cada mexicano tiene derecho a saber y a difundir libremente sus ideas e información, pero, el difundirla con transparencia se ha convertido en un trabajo de alto riesgo en los últimos años, esto queda demostrado en el hecho de que han asesinado a 123 periodistas desde el 2000 hasta marzo de este año en nuestro país. “De 2010 a 2016, la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión de la PGR abrió más de 800 averiguaciones por delitos cometidos contra periodistas y 99.7 por ciento de esas averiguaciones quedaron sin castigo.” Esto solo reafirma la corrupción que hay en nuestro país, limitan la información y el acceso de la misma a los ciudadanos.

Derechos de las Comunidades Indígenas, Art 2.

Por años y años hemos podido observar cómo se abusa de los pueblos indígenas deliberadamente y a plena vista de todos, sin siquiera inmutarse por el daño humano que se les genera.

Cuando se trata de ellos en un evento cultural representándonos a todos los mexicanos presumimos y alardeamos de ese arte y folklor que nos representa, pero cuando se vuelven un obstáculo para construir en sus tierras, abusar de sus recursos y cualquier acción que genere dinero y poder, son pocos los que se levantan en su defensa. Por ejemplo, en el caso del Aeropuerto de Repechique, hasta la fecha se sigue retrasando el pagó del fideicomiso y aterrizan aviones ilegalmente en la zona de construcción, además datos del CONEVAL arrojan que 72% de los indígenas viven en pobreza, lo que equivale a 8.2 millones de ciudadanos que no tiene garantía de sus derechos más elementales.

Hasta los muertos votan, Art 35 democracia

Las elecciones tienen un montón de anomalías en cada época electoral, está la violencia política, inequidad en campañas políticas, sobornos, la compra y falsificación de los votos (En México hasta los muertos votan), la poca participación ciudadana y el hecho de que hoy en día realmente no hay un partido exento de corrupción. Si no se puede confiar en quienes gobiernan, ¿Cómo hacerlo en los derechos que construyen?

El Estado y las autoridades

“Todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los Derechos Humanos” “el Estado deberá prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los Derechos Humanos, en los términos que establezca la ley.”

El Estado y las Autoridades son quiénes deben de brindarnos la seguridad de que lo anteriormente mencionado no suceda, sin embargo, son los principales en abusar de la ignorancia de las personas sobre sus Derechos Humanos. Un claro ejemplo son los retenes policiacos que se realizan sin una orden judicial que violan principalmente los artículos 11, 16, 20 y 21, se siguen llevando a la práctica ilegalmente por tránsitos y policías tanto federales como municipales muchas veces instruidos por el propio gobierno. El que haya ignorancia no exime a las autoridades de su responsabilidad.

Si se utiliza el recurso público y cada persona que se encuentra ejerciendo como funcionario público y/o autoridad busca velar por un mejor México, sin intereses propios de por medio, con base a los Derechos Humanos, cada una de las palabras escritas en nuestra Constitución serán posibles. Si como ciudadanos participamos en ejercicio de nuestros derechos y obligaciones, cada una de esas palabras presentes en la Constitución sería posible.

El cumplimiento de la Constitución no es algo que se pueda tener solo con el deseo de una adolescente que se va introduciendo al mundo de los derechos, se necesita un cambio total en la estructura social, de esos que son terriblemente difíciles de alcanzar porque son cambios desde la raíz. Y la raíz somos los ciudadanos, quiénes habitamos México y quiénes vendrán a hacerlo, el principal paso es conocer nuestros derechos y hacer de la Constitución parte de la cultura general de nuestro país.

Hay organizaciones que ya están impulsando este cambio y se focalizan especialmente a los Derechos Humanos como la CDI, CNDH, INMUEJRES, ONU, CONAPRED y demás instituciones. 

Hace falta brindarles más apoyo y darnos cuenta que como ciudadanos mexicanos tenemos el derecho de exigir la rendición de cuentas a nuestros gobernantes, un servicio de salud completo y accesible, una educación basta, a una comida, a una familia, a una vida digna, a decir lo que pensamos sin dañar a los demás y a luchar cada día por lograr un poquito de derechos para todos hasta que alcancemos el cumplimiento transparente, honesto y real de la constitución.

Para cada ciudadano quiero que el concepto de vida digna sea cumplido, que nos solidaricemos y ayudemos a ser mejores, a tener más acceso a oportunidades, a tener una vida feliz, a no ser ignorantes ante la ley. Y para esto, quiero que se me enseñe y se les enseñe a todos sobre el cumplimiento y contenido de la constitución, al grado de poder decir con total seguridad, como lo hace aquel hombre en una película cuando es arrestado, “Conozco mis derechos”.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *