Cultura

Conferencia: ¿Qué @#%& es el arte contemporáneo?

La semana pasada se presentó en el Museo Quinta Gameros, dentro de la Fiesta de Luz, una conferencia titulada ¿Qué @#%& es el arte contemporáneo?

De entrada su nombre deja la impresión de tener menos formalidad y de ser más introductoria, volviéndose más atractiva. Esta fue impartida por Héctor Jaramillo, licenciado en letras españolas, apasionado por el arte y fotografía y con una experiencia pedagógica de 20 años.

Unos minutos antes de la conferencia la sala ya se encontraba llena, con aproximadamente 100 personas, de entre 20 a 60 años. Esta conferencia se había hecho previamente en la mediateca y en la Quinta Gameros y por la ocasión del festival el museo volvió a hacerle la invitación a Héctor.

La conferencia manejó un lenguaje con adaptabilidad a los diferentes tipos de público, era formal y a la vez casual al momento de presentar la información. Héctor Jaramillo dijo que fue con la intención de quitarle esa seriedad impuesta al arte para poder aprender mejor y lograr un ambiente más familiar, lo que me pareció excelente porque así volvió este espacio un lugar perfecto para introducirte a la idea general del arte y su evolución en el tiempo.

Se dio un recorrido histórico general del arte, especialmente de cuando nacieron las corrientes contemporáneas. Esta exposición habló un poco de cada categoría del arte: música, literatura, fotografía, pintura, entre otras, pero haciendo un especial énfasis en la pintura y la fotografía. En la conferencia también se marcaron las diferencias de arte clásico y el arte moderno.

Manejó mucho la ironía a lo largo de la presentación, Héctor Jaramillo tenía un montón de metáforas para cada situación permitiendo hacer las cosas más fáciles y divertidas; y también para contar etapas de la historia con sus actores. Sin embargo en algunas ocasiones era difícil diferenciar que era una broma y que iba en serio. Igual, quedó a la interpretación de cada quién.

El uso muchos gestos para describir cada cosa, casi cayendo en elementos teatrales, cuando representaba metáforas fue un muy buen elemento para volver la charla más dinámica.

Se resaltaron especialmente dos pinturas en esta conferencia según mi percepción y su impacto, una fue Almuerzo Sobre la Hierba de Édouard Manet y El Origen del Mundo de Gustave Courbet. Ambas anexadas aquí.

Héctor nos contó de una manera muy amena e interesante la historia del Almuerzo Sobre la Hierba, de cómo marcó el inicio del arte contemporáneo en 1883 y lo que ésta significó.

Nos dijo de una forma más interpretativa que mediante esta obra se representaba la ruptura de la imagen de la mujer. Previo a este cuadro los desnudos exclusivamente llamados arte ilustraban dioses y diosas, impidiendo aceptar la naturalidad de la belleza del ser humano. En su momento esta obra fue muy criticada por ser inmoral y desvalorizada, pero ahora es muy reconocida.

En cambio, El Origen del Mundo en su momento también causó una gran revolución y sacudida a las personas dentro de la época, ya que se volvió algo que no se podía criticar de una manera tan fácil porque Courbet logró poner en shock a los críticos al titular de esta manera su obra, porque claro, ¿ahora cómo podían llamar inmoral a sus madres?

Esta obra reafirmó la idea de que la mujer es dueña de su cuerpo  y desprendió en una pequeña parte la idealización discriminatoria del cuerpo femenino. Héctor remarcó que muchos la consideran la primer pintura feminista. Que el expositor haya resaltado elementos sobre las mujeres hablando de sus capacidades de decisión promoviendo la igualdad, simplemente me encantó.

En ciertos momentos Héctor hablaba por las pinturas proyectadas, haciendo la interpretación de las voces y presentando al espectador de una manera literal, al final de cuenta las pinturas nos hablan.  Podría pensarse que es una forma de establecer opiniones concretas sobre lo que nos mostró, pero yo pienso que eso ayudó a facilitar la aplicación de la interpretación del arte por nosotros mismos en la vida diaria.

Nos permitió como espectadores poder ampliar la forma de interpretación hacia el arte pudiendo imaginar que las pinturas nos hablan directamente queriendo sacudir un poco nuestra mente y concientizarnos que no muchas veces es la ilustración que se ve, sino lo que hay más allá de ella. Lo importante no es el que es el arte, sino lo que significa.

Cuando se centró más en la fotografía y la conmoción que causó cuando se empezaron a fotografiar desnudos, como espectador te sacó de tu zona de confort el que de pronto se proyectaran muchas fotografías explicitas de cuerpos femeninos, pero era un ambiente cómodo, meramente apreciativo y sin morbosidad. Sólo que no estamos acostumbrados a hablar y observar cuerpos con tanta naturalidad.

El arte permite crear un dialogo, una convivencia y una oportunidad… no debe ser un potencial para crear conductas discriminatorias: Lo que menos se necesita es una razón más para crear desigualdad

Abordó también como el arte se ha vuelto una propiedad privada, deshumanizado, creando una división social entre personas cultas e incultas, otra forma de discriminación.

El arte permite crear un dialogo, una convivencia y una oportunidad de apreciación social que logra producir emociones, sensaciones y el desarrollo de un pensamiento interpretativo. Por lo tanto este tipo de disciplina mediante la cual las personas pueden demostrar ampliamente lo que tienen que decirle al mundo, no debe ser un potencial para crear conductas discriminatorias: Lo que menos se necesita es una razón más para crear desigualdad.

Jaramillo afirmó que su conferencia fue una expresión de arte a manera de performance, ya que él piensa que el arte es para informar y para que la gente ejercite sus emociones mientras se entera de cosas.

Foto parte de la exposición “El ojo de vidrio”

El cierre de la conferencia fue con la proyección de “El ojo de vidrio”, una exposición pedagógica destinada a la comunidad infantil. Tiene la intención de dar libertad, de quitar la imposición de decisiones sobre los niños y poder lograr que se diviertan aplicando su capacidad de asombro y dejen volar su imaginación, definió Héctor.

Yo creo que algunas fotografías dentro de la exposición también aplican para otros públicos y no solo a los niños, porque crean una forma de impulsar la creatividad al permitirte jugar con las rarezas de cada fotografía expulsando prejuicios, además de buscarles un sentido y volver, en pedacitos, a ser un niño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *