Opinión

La importancia de los espacios culturales para jóvenes

La crisis más dura que ha pasado México: la falta de cultura

Generaciones pasadas comentan a sus hijos o nietos que su cultura general era lo que definía su inteligencia. “Hoy en día nadie se toma la molestia de agarrar un libro aunque sea para hojearlo”. Un sinfín de frases que se escuchan de quienes aseguran que los jóvenes no tienen el fomento a la cultura, mucho menos la lectura. Pero, ¿esto se debe a los espacios culturales?

Hace aproximadamente tres años, un grupo de jóvenes buscó rescatar el fomento a la cultura que el gobierno anterior les quería arrebatar. Año con año las ferias del libro fueron financiadas por Gobierno del Estado; pero ese año, debido a que no contaban con el dinero suficiente, la feria del libro no se llevaría a cabo. Fue cuando surgió la idea de realizar “La otra feria, sin feria”, reconociendo las habilidades de los jóvenes, el entusiasmo de seguir aprendiendo y el interés de que la lectura, la pintura, la música, danza y teatro sigan siendo parte de nuestro día a día.

Los centros culturales, así como los eventos que se dan al público, son parte del interés de los chihuahuenses. Las semanas culturales, círculos de lectura y concursos que se dan todos los años en las escuelas enfocan su objetivo en no perder la oportunidad de generar más cultura en jóvenes.

La Secretaría de Cultura, organiza y ejerce la mayoría de los eventos, invitando a menores

Las próximas generaciones se verán implicadas en un conflicto entre la tecnología y la cultura. Esta generación definirá entre quién desea que gane. No sugiero que la tecnología sea mala, al contrario, es una base importante para el fomento cultural, dando el uso adecuado se obtienen grandes conocimientos. Lo malo sucede cuando la tecnología te resuelve todo, no te da de qué pensar, no te da algo más que te sirva en tu mente.

Así como niñez y adolescentes se interesan por el tema de la cultura, es importante generalizar que en la mayor parte del país se busca rescatar viejas tradiciones, es por esto que es de gran importancia recordar y participar en actividades, eventos y concursos donde se fomente la cultura.

La sociedad se consume cada día más metida en la rutina de su vida, pero con los espacios culturales se busca que pertenezcas a algún otro grupo secundario, donde aportes al cambio social. Asociaciones, instituciones y secretarías son partícipes en cuanto los lugares sean accesibles y adaptados a cualquier persona que desee ser parte de esto.

Así como se busca una interculturalidad, se permitirá que población de origen étnico puedan aportar y recibir parte de la cultura de su entidad. Esto abre un círculo  de mayor respeto y confianza a cualquier persona.

La Ley de Desarrollo Cultural tiene como objetivo promover, respetar, proteger y garantizar el ejercicio de los derechos culturales, es decir, deberá no solamente reconocer los derechos culturales que intervienen aspectos como la diversidad e interculturalidad, sino también el ejercer actividades en torno a la cultura.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *