Política y Legalidad

Quitaron 79 millones a trabajadores para el PRI ¿fué legal?

cuotas

Descontaban de 5 a 10% por nómina, del sueldo de quienes trabajan en gobierno para enviarlo al PRI.

El ex gobernador del Estado de Chihuahua, César Horacio Duarte Jáquez, presuntamente realizó la detención ilegal de sueldo a 700 empleados del gobierno del Estado de Chihuahua, durante seis años, lo cual se calcula que se acumularon 79 millones de pesos por motivos de “cuotas de partido”, dicho dinero fue entregado al Partido Revolucionario Institucional.

La forma de obtener el dinero era descontando de 5 a 10%  de los salarios a trabajadoras  y trabajadores, respecto a una compensación que se les tenía que otorgar. El dinero que se les quitaba era filtrado a través de una cuenta en la que se expedía un cheque, que era cobrado en efectivo y entregado a las oficinas de la tesorería del PRI en el Estado.

En cuanto a las cuotas y aportaciones según la Ley General de Partidos Políticos, en su articulo 54 estipula que no podrán realizar aportaciones o donativos a los partidos políticos ni a los aspirantes, pre candidatos o candidatos a cargos de elección popular, en dinero o en especie, por sí o por interpósita persona, así como los poderes Ejecutivo, Legislativo, Judicial de la Federación y de las entidades federativas y los ayuntamientos, salvo en el caso del financiamiento público establecido en la Constitución y esta Ley.

Así mismo en la Ley General de Partidos Políticos y la Ley Electoral del Estado, establece que las únicas aportaciones que los partidos reciben son de sus militantes, de acuerdo a sus estatutos interiores. Las cuotas deben ser libres y deben ser depositadas en una cuenta bancaria.

Las aportaciones o cuotas de los partidos políticos, provienen de sus militantes y no de los trabajadores del gobierno del Estado.

De acuerdo a la Ley General de Partidos Políticos, en su artículo 41, en su inciso C, refiere que lo relacionado con la contribución de las finanzas del partidos políticos deben cumplir con los términos previstos por la norma interna y con el pago de cuotas que el partido determine, dentro de los límites que establezcan las leyes electorales.

Sobre el financiamiento externo de los partidos políticos, está regulado que sólo podrá ser aquel que no provenga del erario público, a través de las aportaciones o cuotas individuales y obligatorias, ordinarias y extraordinarias, en dinero o en especie, que realicen los militantes de los partidos políticos; así como las aportaciones voluntarias y personales, en dinero o en especie, que los pre candidatos y candidatos aporten exclusivamente para sus pre campañas y campañas.

Por otra parte, las aportaciones voluntarias y personales que realicen los simpatizantes durante los procesos electorales federales y locales, estarán conformados por las aportaciones o donativos, en dinero o en especie, hechas a los partidos políticos en forma libre y voluntaria por las personas físicas mexicanas con residencia en el país.

En cuanto al financiamiento privado, la Ley General de Partidos Políticos, estipula que se ajustará a los límites anuales. En el caso de las aportaciones de militantes será del dos por ciento del financiamiento público otorgado a la totalidad de los partidos políticos para el sostenimiento de sus actividades ordinarias y precampañas en el año de que se trate.

En este mismo apartado del artículo 56, señala que las aportaciones de los simpatizantes tendrán como límite individual anual el 0.5 por ciento del tope de gasto para la elección presidencial inmediata anterior. Así mismo establece que los partidos políticos deben expedir recibos foliados en los que se haga constar el nombre completo, domicilio, clave de elector y en su caso, Registro Federal de Contribuyentes del aportante.

Las aportaciones en dinero que realice cada persona física o moral facultada para ello, no excederán al 0.1%, si las otorga una persona física, si lo realiza una persona moral no deberá exceder el 0.5%

En cuanto a la Ley Electoral local, respecto a lo relacionado a las cuotas estás se contemplan en su artículo 29, el cual señala que el financiamiento general de las agrupaciones políticas estatales que provenga de la militancia, estará conformado por las cuotas ordinarias y extraordinarias de sus afiliados, conforme al órgano interno responsable del financiamiento de cada agrupación política estatal, el cual deberá expedir recibo con folio y membrete de las cuotas o aportaciones recibidas, de los cuales deberá conservar una copia para acreditar el monto ingresado. Cada agrupación política estatal determinará libremente los montos mínimos y máximos, la periodicidad de las cuotas ordinarias y extraordinarias de sus afiliados, así como las aportaciones de sus organizaciones.

El financiamiento de simpatizantes estará conformado por las aportaciones o donativos, en dinero o en especie, hechas a las agrupaciones políticas estatales en forma libre y voluntaria por las personas físicas o morales mexicanas con residencia en el país.

Ninguna agrupación política estatal podrá recibir anualmente aportaciones, en dinero o en especie, de afiliados y simpatizantes por una cantidad superior a la que se establezca para cada ejercicio fiscal, mediante acuerdo del Consejo Estatal del Instituto Estatal Electoral

Las aportaciones en dinero que realice cada persona física o moral facultada para ello, no excederán al 0.1%, si las otorga una persona física, ni al 0.5% si se trata de persona moral que no se dedique a actividades mercantiles, del monto total del financiamiento público estatal otorgado al partido político con mayor financiamiento, en el año que corresponda.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *