Más+//Derechos Humanos

El acoso laboral puede ocasionar dermatitis e hipertensión: sicóloga Socorro López

El Tribunal Superior de Justicia inició la campaña “Prevención y atención al hostigamiento laboral y sexual”

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, fechado el 25 de noviembre, durante el cual se llevan a cabo diversas actividades de concientización, el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) realizó la conferencia “Prevención y atención al hostigamiento laboral y sexual”, impartido por la sicóloga Socorro López, dando inicio a la campaña del mismo nombre dentro de Ciudad Judicial.

Consejera Luz Estela Castro, psicóloga Socorro López, magistrado presidente Pablo Héctor González y Erika Mendoza, titular de Inforaj.

Durante la conferencia, la disertante, expuso que el hostigamiento y el acoso laboral y sexual están muy normalizados dentro de los ámbitos de trabajo, debido a que es usual escuchar comentarios como: “que bien te queda esa falda” o “debes traer tacones, aquí las mujeres que los usan se ven más bonitas”, palabras que sólo crean incomodidad en las mujeres, sin embargo, la mayoría de éstas se reprochan a sí mismas al suponer que este sentimiento es una exageración.

La sicóloga, explicó que desde la crianza se les acostumbra a los hombres a deslindarse de las tareas domésticas y a centrarse en ser “proveedores económicos”, contrario con las mujeres a quienes se les enseña que su lugar está en el hogar y su deber es ser amorosas, toda esta educación conlleva a que, cuando existe acoso en el ámbito laboral, las mujeres no saben cómo tomarlo ni cómo actuar, por lo que se reducen a sentir sólo incomodidad.

En este sentido las mujeres realizan un doble esfuerzo en el hogar, es decir, a pesar de que actualmente salen a trabajar como médicas, ingenieras, maestras o cualquier otro trabajo, al regresar a casa también se hacen cargo de las tareas domésticas, de los hijos, lavar uniformes, etcétera, a pesar de que tengan un horario demandante, como quienes laboran en las maquiladoras, expuso.

En el hostigamiento laboral y sexual hay tres personas involucradas: victimaria, víctima y quien observa

Inicio de la campaña 
“Prevención y atención al hostigamiento laboral y sexual”.

Ahora con todo este peso, al ser víctimas de hostigamiento, el cual puede ir desde un comentario como “siéntate a mi lado porque me gusta y me siento a gusto”, por parte de un jefe, resulta ser desconcertante, pero cuando esta acción es visualizada por una tercera persona, y ésta lo normaliza, entonces la práctica se puede volver común, perdiendo la importancia que merece.

La expositora, dio a conocer los efectos que tienen el hostigamiento y acoso, que va desde el estrés, ansiedad, estado de nerviosismo, desesperación, impotencia y, conforme la situación sea más difícil, se puede a llegar a sufrir colitis, gastritis,  dermatitis, náuseas, hipertensión, trastornos del estrés postraumático, ansiedad y rechazo al trabajo, esto debido a la presencia del agresor. Sin embargo las consecuencias poden llegar a ser más agudas como la depresión. De ahí la importancia de denunciar este tipo de actos.

Socorro López, dijo que en la mayoría de los casos de hostigamiento hay tres personas presentes: la víctima, quien agrede y al menos un testigo, pero en muchas ocasiones este último deja pasar la situación para no meterse en problemas. Sin embargo, la sicóloga, explicó que lo ideal para hacer al verse como testigos de sucesos como éste es acompañar a la víctima y darle apoyo para que se sienta segura de denunciar la situación que está viviendo.

De acuerdo con Luz Estela Castro, representante del Consejo de la Judicatura, previo a la ponencia señaló que de cada 100 mujeres 70 han vivido algún tipo de violencia y las más afectadas son las que están en un rango de edad de 20 a 39 años, por ello no son ninguna extravagancia las medidas que se están tomando en el Poder Judicial para atender la problemática de violencia de género que se presenta en forma de hostigamiento laboral y sexual mayormente contra las mujeres. “Como feminista es necesario atender el tema”, finalizó.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *