Más+//Derechos Humanos//Política y Legalidad

Juez concede juicio en libertad a sacerdote vinculado por abuso sexual agravado, por acción del obispo

El sacerdote Ramiro Plascencia, acusado de abuso sexual agravado, tiene arraigo en Nuevo Casas Grandes

Uno de los casos de sacerdotes acusado por abuso sexual, el de Ramiro Plascencia, ha avanzado y el cura lleva su proceso en libertad toda vez que el obispo de Nuevo Casas Grandes le impuso arraigo en dicho municipio después de su vinculación a proceso el 18 de febrero de 2018.

El 12 de febrero del presente mes, el ministerio público presentó la denuncia por el delito de abuso sexual agravado contra el sacerdote Ramiro Plascencia, de la parroquia de Buenaventura, perteneciente a la Diócesis de Nuevo Casas Grandes. Para la causa penal 4030/2018, se dio dos meses de plazo para el cierre de la investigación y se impuso al padre como medida cautelar que no se acercara a la víctima.

Los hechos denunciados por la Fiscalía General del Estado para configurar el delito de abuso sexual en perjuicio de un joven adolescente de 17 años, ocurrieron en Ciudad Juárez el 12 de febrero durante un viaje de índole religioso organizado por el sacerdote.

Se presentó denuncia por el delito de abuso sexual agravado contra el sacerdote Ramiro Plascencia.

En este sentido se dijo que los hechos tuvieron lugar el 23 de septiembre de 2018, en un motel ubicado en la calle San Lorenzo en Ciudad Juárez, donde el sacerdote abusó sexualmente del menor.

Ramiro Plascencia compareció ante el juez de control Antonio Coss Araujo, en el Distrito de Brevos con cabecera en Cd. Juárez por los cargos de delito de abuso sexual con penalidad agravada, el 18 de febrero del 2018.

En el acto el Juez encontró los elementos suficientes para la presunción del delito en las evidencias presentadas por el Ministerio Público, por lo que fue vinculado a proceso, sin embargo, el juez concedió llevar el juicio en libertad solicitando al imputado unicamente que se acerque y moleste a la víctima.

A diferencia del proceso contra el sacerdote Aristeo Baca, contra quien se dictó la medida cautelar de prisión preventiva, el sacerdote de Buenaventura, Ramiro Plascencia, llevará el proceso en libertad debido a que el obispo de la Diócesis de Nuevo Casas Grandes, Jesús José Herrera, le ofreció un cambio de parroquia.

El sacerdote acusado fue arraigado en Nuevo Casas Grandes por la Diócesis de ese municipio.

Durante la formulación de cargos realizada en la audiencia púbica, el abogado Manuel Cortés, defensor de Plascencia, informó al juez que el obispo de la Diócesis de Nuevo Casas Grande, Jesús José Herrera, ya tenía información sobre el presunto delito cometido por el imputado y, en su calidad de superior le prohibió ejercer el ministerio religioso, participar en redes sociales y lo cambió de parroquia, adicionalmente el Obispo le asignó un domicilio fijo y arraigo en Nueva Casas Grandes.

Las medidas clericales dictadas por el obispo fueron elementos suficientes para la valoración de proceso en libertad por lo que el juez terminó por deshechar la solicitud del fiscal de darle prisión preventiva al sacerdote, y Plascencia llevará su proceso en libertad con medidas cautelares como prohibición de comunicarse y acercarse al denunciante y sus familiares por un plazo máximo de un año. Por otra parte, el 18 de febrero se llevó acabo otra audiencia donde se le vinculó a proceso.

Cuando los sacerdotes inmiscuidos en casos por abuso sexual son vinculados a proceso, la Iglesia impone ciertas medidas cautelares como prohibirles públicamente la eucaristía, así como a ocupar cargos eclesiásticos y ejercer el ministerio. Lo que en este caso ya se hizo con Plascencia.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *