Chihuahua

A sus 52 años Rufina Maldonado será primera jueza penal indígena en Chihuahua

“Yo no juego a la justicia, por eso mi compromiso es superarme y prepararme mucho” abogada zapoteca migrante de Oaxaca

Rufina Maldonado mujer indígena zapoteca originaria de sierra del municipio de Ixtlan de Juárez de Oaxaca será la primera jueza penal indígena del estado de Chihuahua luego del proceso de selección de jueces a sus 52 años estará suscrita al Tribunal Superior de Justicia del Estado como un sueño planeado desde que egresó de la licenciatura en derecho.

En entrevista quien es próxima jueza señaló “Yo vengo estudiando, preparándome, alguna vez lo soñé, hace muchos años dije claramente que a los 50 años iba a competir para ser jueza.”

Rufina Maldonado con su hija e hijo

Cuando llegó a esa edad sus hijos le preguntaron si ya iba a concursar, sin embargo, la convocatoria no salía, hasta un años después, en el 2016 se publicó, pero no se logró la convocatoria, se frenó por diversas cuestiones políticas, expresó Rufina Maldonado.

A pesar de ello no se dio por vencida y cuando se publicó la convocatoria nuevamente decidió concursar. Ya con 52 años el pasado martes logró ver su nombre en la lista de personas electas.

A los 10 años a punto de entrar a quinto año, sus padres Rodrigo Maldonado García y Dominga Robles Ignacio decidieron mudarse con sus ocho hijos al Estado de México, vendieron tosas sus pertenecías para buscar una vida mejor, todo este proceso fue difícil, comentó la abogada, en cuanto a ella la escuela tuvo grandes retos sobre todo en el idioma ya que esta acostumbrada a hablar en zapoteco y el cambio fue drástico.

Llegué a México con 10 años sin hablar español, mi papá  dejó todo por la oportunidad para sus 8 hijos. La educación es la clave para una mejor vida, el reto es la discriminación

En este sentido Rufina Maldonado señaló que la migración dentro de los pueblos indígenas era necesaria, pues en muchas ocasiones dentro de las comunidades no existen las herramientas suficientes para desarrollarse académicamente.

En su juventud la futura jueza vivió en la casa de estudiantes “Antonio Sosa” posteriormente fue enviada a la ciudad de Chihuahua para trabajar como maestra en educación indígena en Guachochi y Norogachi, pronto la misma casa de estudio lanzó una convocatoria para personas interesadas en cursar un taller relacionado a temas jurídicos, derecho familiar y obrero, para ello en 1991 tuvo que regresar a México.

Un año más tarde, a sus 26 regresó a Chihuahua, pero ahora decidida a estudiar licenciatura en derecho, comentó que desde niña tenía la inquietud de ser abogada para defender los derechos de su gente. Al terminar la licenciatura Rufina Maldonado siguió estudiando de esta manera terminó su maestría en la Universidad Autónoma de Chihuahua.

Por otra parte, la abogada señaló que uno de los principales retos a los que se a enfrentado como profesionista es que ha sufrido discriminación por ser indígena y es uno de los retos que han estado siempre presente en su vida desde que su familia se mudó de Oaxaca al Estado de México. A pesar de ello, sus padres siempre lucharon por darle a ella y a sus hermanas y hermanos lo mejor, siempre trabajando y repartiendo las tareas del hogar.

Aunque te estés cayendo, aún en el fango de pobreza levanta la cara porque eres un ser humano digno y tiene derecho. Si no te ven, levanta la mano, si no te oyen, grita: Rufina Maldonado

Ahora Rufina Maldonado a sus 52 años y apunto de convertirse en jueza dirige unas palabras a su niña de 10 años “aunque te estés cayendo, aunque este en el fango de la pobreza levanta la cara porque eres un ser humano digno y tiene derecho y si no te ven, levanta la mano, existes y como cualquier ser humano tienes el derecho a la educación a trabajo a la familia no grandes riquezas, pero si a que se te respeten”

Rufina señaló que a sus 10 años jamás se imaginó ser jueza, aunque siempre soñó con ser abogada para defender los derechos de su gente ya que en ese entonces veía muchas injusticias desde el acceso a la educación, así como a la alimentación.



2 thoughts on “A sus 52 años Rufina Maldonado será primera jueza penal indígena en Chihuahua

  1. Muchas gracias, por ésta oportunidad de expresar de alguna forma mi agradecimiento ante ésta maravillosa oportunidad que me da la vida, agradecer a Dios por sus bendiciones infinitas, y si de alguna forma sirve de ejemplo a mis hermanos indígenas de todo el país, adelante con informarlo. Agradezco a Judith González por este trabajo!!! Dios les bendiga con mucho éxito en su labor.

  2. Me gustaría contactar A Rufina para entrevistarla, soy investigadora del Instituto Nacional de Salud Publica, y estoy trabajando sobre acceso de las mujeres indígenas a la justicia en casos de violencia familiar y sexual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *