Más+//Educación

Samuráis: élite militar con una ética basada en el servicio, ¿los conoces?

Conozcamos el bishido, el código de  ética de los Samuráis.

Se dice que estas normas eran inculcadas a los japoneses desde su infancia. Se les exigía lealtad y honor, inclusive se les preparaba para morir en cualquier instante y de cualquier forma.  

Durante la clase de “Ética y Política”, realizada los miércoles de 8:00 a 9:00 horas, semanalmente por el Círculo de Investigaciones Filosóficas y Jurídicas AC, se presentó el análisis de la propuesta ética del pensamiento japones y tocó el turno al bushidō

En las antiguas tradiciones de Japón se acostumbraba transmitir el bushidō, término que significa: “el camino del guerrero”. Es un código ético enseñado de manera oral, y se desconoce a partir de que época surgió. Era costumbre que los samuráis siguieran este estricto código hasta el fin de sus vidas. 

Asistentes a clase. Foto: Jesús Chávez Marín.

La palabra samurái proviene de saburau, que significa “servir como ayudante”. Estos guerreros se dedicaban a entretener y defender al emperador y a su shōgun. Su origen data del siglo X y se fortaleció después de la Guerra Genpei, un conjunto de conflictos civiles producidos en Japón entre los años 1180 y 1185. 

El bushidō es más que una ley, funcionaba como un camino para guiar a hombres y mujeres en el combate, sin tener el riesgo de perder su humanidad. Era una forma de vida que guiaba a las personas durante la batalla, sin que éstas se alejaran de los valores básicos.

En total existen siete virtudes del bushidō, las cuales son: la justicia emana de ti mismo y sólo existe lo correcto y lo incorrecto. El coraje: tener valor heroico, vivir escondido no es vivir. La compasión: ayudar a tus compañeros en cualquier oportunidad, si no llega a haberla, crear una. El respeto: no existe motivo para ser cruel. El honor: la virtud más importante, ser juez de tu propio honor. La sinceridad absoluta: decir lo que se hará de manera sincera, de esta forma, nada podría detenerlos. La lealtad: ser responsable de lo que hagas o digas, por esto, al ser leal, otros podrán seguir al guerrero a donde quiera que vaya. 

Si un samurái faltaba al código de ética perdía su honor, y para recuperarlo podía practicar el seppuku, un ritual de suicidio japonés, también conocido como harakiri.  

El shogunato fue un tipo de gobierno militar japonés, instaurado desde el siglo XII hasta la culminación de la Revolución Meiji, en 1868. En total existieron tres shogunatos. El líder máximo era el shogun, quien se encargaba de gobernar el imperio, mientras que el emperador se encargaba del ámbito religioso y espiritual. La religión que seguían era el sintoísmo, la natal de Japón. Sus creencias se basaban en honrar a los espíritus de la naturaleza y a diversos dioses. 

 Ilustración de un samurái.

Más tarde la influencia de China, y a través de Corea, llegó a Japón. En aquel entonces, los japoneses no tenían un método para denominar a las religiones ni un modo de escritura, por esta razón imitaban el chino. Cuando el budismo fue recibido se le asignó el nombre de butsudo, que quiere decir “la vía hacia Buda”. Como ya existían dos religiones, nombraron shinto a su religión natal para evitar confusiones. Este nombro proviene del chino antiguo y significa “Eel camino de los dioses”.  

Curiosamente el emperador buscó difundir el budismo en Japón. Posteriormente, la religión cristiana llegó a Japón en el siglo XIV.  

La cultura japonesa puede resultamos complicada de entender por su gran trasfondo, historia y creencias populares. Sin embargo, esta antigua cultura persiste hasta nuestros días, a pesar de su evolución. 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *