Cultura

Coco, odontóloga y ama de casa sorprende al ganar 2° lugar en diseño de moda

Mi abuela me enseñó a cocer, nunca pensé concursar pero mostré mis sueños en la pasarela “En Honor a México” gracias a mi hija: Coco

María del Socorro Torres Parra “Coco” de 47 años  fue ganadora del 2° lugar del concurso de diseño de modas “En honor a México” para diseñadores emergentes del Primer Congreso de Moda el 24 de junio; Detrás de este premio se encuentra la historia de una mujer por sus sueños y el impulso de los seres amados.

Coco no había imaginado nunca llegar a un concurso de diseño de modas, ama cocer  y es su sueño, pero nunca estudió formalmente ni se encuentra relacionada con el mundo de la moda, desde hace años es ama de casa y dedica su amor a construir y apoyar los sueños de sus hijas; egresó de la Facultad de Odontología de UACH y solo ejerció un poco tiempo.

María del Socorro con su hija Ximena Cedillo

Su máquina y las enseñanzas de su abuela es su secreta pasión, por ello su hija mayor, Ximena Cedillo le sugirió participar en el certamen, cuya convocatoria de Marcela Camarillo Instituto de Diseño y Alta Costura que descubrió por internet y se escuchaba como la oportunidad perfecta para explorar esta parte de su talento, sin embargo, Coco lo rechazó, sentía la convocatoria un poco lejos de su cotidianidad.

Sin darse cuenta su hija llevó todo el proceso de inscripción para el certamen, pidiendo apoyo a su madre para lo que explicó sería una actividad final de su escuela. Por apoyar a su hija en sus estudios Coco realizó el diseño en boceto, explicó y desarrolló la paleta de colores y descripción detallada de cada prenda y lo que representa, ¿qué madre no realiza su mayor esfuerzo para el trabajo final de sus hijos?, la historia es algo familiar.

Fue en una mañana en la que María del Socorro se encargó de organizar el documento con los materiales que le había comprado su hija, ese mismo día se entregó el trabajo en el instituto convocante y en esa semana ya no había vuelta atrás, Ximena contó la verdad a su madre y la motivó a seguir participando en las otras fases del concurso.

Coco se sintió conmovida e inspirada para continuar, pues lo que más le gusta es bordar y la pintura en tela, así que después de vivir más dificultades de esta primera experiencia logró terminar el diseño en 2 días, en la pasarela el modelo presentado fue reconocido por el diseñador Khris Goiry.

“Bien hecho, con telas de alta calidad y entendimiento del tema de inspiración y más que nada hecho con pasión, que es lo más importante en la moda” fueron los comentarios de Goiry.

Coco nunca tuvo oportunidad de estudiar algún diplomado o la licenciatura sobre diseño de modas, por los costos y horarios que no se ajustan a su vida diaria. Al ser seleccionada como ganadora del segundo lugar, fue acreedora a un premio en efectivo y una beca para cursar un diplomado dentro del Instituto de Diseño y Alta Costura.

“Fue mi sueño hecho realidad, mostré lo que tanto me gusta en un evento gracias a mi hija: María del Socorro”

Su tema de inspiración fue “Sonidos de México” y su hija Ximena, ya que el vestuario fue pensado para que ella lo usara. El conjunto que presentó es una falda verde tableada inspirada en el maguey, que es una de las mayores representaciones de México y con un bordado de flores rosas, que para María tiene un significado muy grande dado a que su abuela le enseñó a bordar y ve esto como una tradición que representa a las mujeres mexicanas.

La blusa hecha con tela de razo azul, sencilla y pensada para no ser usada sólo con falda sino también con pantalón. El rebozo tradicional en donde la diseñadora eligió un rosa mexicano, para ella fue muy importante esta parte del diseño dado a que esta prenda muchas veces no es usada sólo para vestirse sino como una herramienta de uso cotidiano y sin dejar de ser una prenda elegante. Y como accesorio un collar con un dije de un burro de piñata, elaborado por la diseñadora.

Su diseño fue el primero en ser llevado a la pasarela por una modelo, causando una gran sorpresa entre el jurado y el público.  Pero María del Socorro, cuenta que la más sorprendida fue ella y se sintió infinitamente agradecida con su hija por esta oportunidad que la ha motivado a seguir buscando puertas en el mundo de la moda y seguir desarrollando sus habilidades.

A María, desde muy pequeña le ha interesado el tema del diseño y costura, estuvo en la materia corte y confección durante la secundaria en donde aprendió lo básico de trazo de ropa y la primera vez que tuvo un acercamiento real con la creación de diseños propios fue cuando siendo adolescente tomo las cortinas de su mamá y elaboró un vestido.

Con las bases que aprendió en secundaria elaboraba su propia ropa, ahora le gusta hacerle ropa a sus hijas. Entró a un curso de diseño en la Asegurada, dentro de los talleres del IMSS donde conoció a su maestra Karina y aprendió durante un año hacer prendas de alta costura con acabados más profesionales. María cuenta que al recordar los trazos y lo que sentía al diseñar sólo pudo pensar: “De aquí soy”.

Se siente muy orgullosa de los resultados obtenidos hasta ahora, se siente motivada a seguir sus diseños y participar en más concursos para abrirse camino en el diseño que tanto le apasiona.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *