Cultura

Timo en el corazón de Chihuahua

“La vida es demasiado seria para tomarnos tan en serio”: Rodrigo de la Sierra

Con una figura caricaturizada y amigable, “Timoteo toma la Plaza de Armas”; exposición escultórica de Rodrigo de la Sierra llegó hasta el corazón de la ciudad de Chihuahua.

Como parte del Festival Internacional de la Ciudad de Chihuahua (FICUU), fue presentada el pasado 11 de octubre la exposición escultórica de Rodrigo de la Sierra en la Plaza de Armas, con un total de 13 piezas. Timoteo, personaje central de esta exhibición, nos muestra sus muchas facetas en un viaje que se torna muy personal a medida que lo contemplamos.

Rodrigo de la Sierra es arquitecto y escultor mexicano, ha expuesto en diferentes países como Corea del Sur, Roma, Estados Unidos, China y, por supuesto, México, como figura en su portal www.rodrigodelasierra.com. Asimismo, ha sido seleccionado para varias muestras bienales y ha participado en fundaciones de ayuda social y en favor del medio ambiente. Para él “la vida es demasiado seria para tomarnos tan en serio”.

En la exhibición montada frente al edificio de la Presidencia Municipal, denominada “Timoteo toma la Plaza de Armas”, De la Sierra nos presenta a Timo, personaje que llegó a la vida en 2006, y del cual nos muestra 13 diferentes facetas en esculturas como: “Big steps”, “Nueve bloques”, “Horizonte”, “Los de arriba y los de abajo”, “United States on América”, “Balance”, “El piloto”, “Volar”, “Punto de fuga”, “El avión de papel”, “El vigilante”, “Gran ego” y “Buscando equilibrio”.

Timo, el reflejo de cada uno de nosotros

Si bien Timo es un personaje sumamente amigable por su forma caricaturizada, la cual hace un clic casi inmediato con los más pequeños, cada una de las situaciones mostradas son serias y reflexivas. Ya sea exponiéndose en un barco, viajando en un avión de papel o haciendo tontadas en una escalera, cada una de las esculturas nos invita al autodescubrimiento y al análisis de nuestras propias experiencias, así como del mundo que nos rodea.

Por ejemplo, en la pieza de “Horizonte”, vemos un barco empinado a punto de perder el equilibrio, donde mientras varios Timo se arremolinan en la popa, visiblemente confundidos a pesar de su carente expresión facial, el que está en la proa busca el horizonte sin dejarse llevar por la exaltación del resto.

“Los de arriba y los de abajo”, otra de las piezas, resalta la desigualdad social que el dinero designa a cada persona, pues mientras un Timo goza de un viaje sobre una moneda, el otro es el responsable de cargar con ambos sin recompensa aparente. Algo similar vemos en la de “Balance”, donde de nuevo el personaje está acompañado de una moneda, pero ahora tratando de equilibrarse sobre ella; nada más lejano de la realidad, en la cual vivimos día a día, de acuerdo con el dinero que tenemos.

Pero no todas las esculturas nos llaman a los problemas económicos, por ejemplo, en la de “Gran ego” tenemos un Timo visiblemente afectado, tratando de aplastar un largo y duro bloque, tal vez representando la lucha diaria contra la visión que tenemos de nosotros mismos.

Timoteo, “el hombre de todos” como lo refiere Rodrigo de la Sierra, nos llama a observarnos y analizar las situaciones por las cuales atravesamos diariamente, más allá de la individualización de nosotros mismos.

Fotos por: Martha Rosales.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *