Nacional

México tiene una deuda con las víctimas de Tlatelolco: ONU-DH

La víctimas del 2 de octubre del 68 heredaron la libertad hoy se respira en México: Jan Jarab ONU

Hoy se cumplen 50 años de aquel fatídico 2 de octubre cuando estudiantes universitarios realizaban un mitin en la plaza de las tres culturas en Tlatelolco, exigían en ese entonces la libertad de expresión y luchaban contra el autoritarismo del Gobierno de Gustavo Díaz Ordaz, quien en su sexenio estaban prohibidas las protestas y cualquier tipo de congregación o protestas.

En este sentido, Jan Jařab representante en México de la oficina del alto comisionado de  Derechos Humanos, a través de un comunicado que el país esta en deuda con el movimiento estudiantil, ya que sus luchas significaron mucho para la libertad del que actualmente se goza en México, y señaló que las victimas del 2 de octubre son legatarios del México actual.

En el comunicado la ONU-DH señala que la causa de los derechos humanos no se puede explicar sin el amanecer de indignación y creatividad de hace cinco décadas” asimismo se señalaba en el comunicado que nunca hubo una adecuada investigación y mucho menos hubo sanciones para los responsables de las graves violaciones de los derechos humanos cometido aquel 2 de octubre del 68 en la plaza de las tres culturas.

El representante del Alto Comisionado reiteró el firme llamado al Estado mexicano que otros mecanismos internacionales de derechos humano respecto al tema para garantizar los derechos a la justicia y la reparación integral del daño. La ONU-DH pidió a la sociedad mexicana a mantener viva la memoria de lo sucedido para que nunca más se vuelvan a dar un hecho trágico.

La ONU-DH ha señalado que aun siente una profunda consternación respecto al 2 de octubre, pues representa el despertar cívico y que además significo una lucha en contra del autoritarismo y la exigencia para una sociedad democrática.

Era las seis de la tarde cuando luces de bengala surcaron los cielos, de acuerdo a testimonios de sobrevivientes señalaron que seguido de ello se escucharon disparos, había temor y no había donde correr pues las salidas de la plaza fueron bloqueados, mientras militares vestidos de civiles avanzaban entre el contingente de estudiantes, de acuerdo a datos de la comisión de la verdad instalada en 1993 hubo 700 víctimas, así mismo señalaron las detenciones arbitrarias y además se señaló que hubo 300 muertos, sin embargo, no existieron más datos al respecto.

A 50 años de los hechos, diversos funcionarios han propuesto retirar todas las placas alusivas hacia Gustavo Díaz Ordaz como un mensaje de paz y de homenaje a las víctimas de la represión que hubo en esa época. En el municipio de Chihuahua existe una propuesta para cambiar el nombre del Bulevar Díaz Ordaz a Aurora Reyes.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *