Cultura

Benito Juárez, actual regidor del Ayuntamiento de Chihuahua

El ex presidente de la nación es el único regidor permanente y honorífico post mortem en el Ayuntamiento municipal

Presidente de la República Mexicana durante el periodo de 1858-1872, Benito Juárez tiene un cargo post mortem como regidor permanente dentro de la plantilla del Ayuntamiento de Chihuahua. En cada sesión se le toma lista,acto en el cual el resto de regidores responden “presente” en su memoria. Además uno de los presentes revive sus famosas frases del discurso de 1866.

Benito Juárez, fallecido el 18 de julio de 1872, llegó a la ciudad de Chihuahua el 12 de octubre de 1864 durante su gobierno itinerante, luego del avance del ejército francés. Comenzó a administrar su gobierno estableciendo al Estado Grande como la capital, y vivió en lo que hoy se conoce como el Museo Casa Juárez, teniendo a su vez una vida activa en la política. Hoy en día se le sigue rindiendo homenaje en cada una de las sesiones de Cabildo, pues es regidor honorífico post mortem, es decir, inclusive después de su muerte.

Este homenaje está marcado en la orden del día del Reglamento Interior del Honorable Ayuntamiento del Municipio de Chihuahua, en su título IV, capítulo III, artículo 41. Donde se lee que lo primero en la orden del día del Cabildo de regidores y regidoras es: “I.- Pase de lista al regidor honorario post mortem, licenciado Benito Pablo Juárez García, continuando con la mención por parte de un integrante del Honorable Ayuntamiento previamente designado”.

En esta parte durante las sesiones, a manera de homenaje, miembros del Cabildo responden “presente”.

Sesión de cabildo del Ayuntamiento de Chihuahua

Posterior al pase de lista, la persona asignada previamente pasa a hacer la mención de las palabras pronunciadas durante un discurso del 10 de diciembre de 1866 por Benito Juárez. Que dice: “el día que se cumplan mis compromisos con la patria, a honra tendrá venir a ocupar el último sitial del Honorable Cabildo de esta leal ciudad”, como cita el reglamento.

Este personaje, según se cuenta en la historia, estaba muy agradecido con el municipio de Chihuahua, dado que financió gran parte de su movimiento con la venta de una porción de la presidencia municipal. Lo cual lo llevó a pronunciar su discurso del 10 de diciembre de 1866.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *