Nacional//Más+//Salud

Siete de cada diez pacientes vencen al cáncer pediátrico: ISSSTE

El ISSSTE alcanzó un 90% de sobrevivientes de cáncer infantil.

 El caso de Berenice fue presentado por el sistema de salud público celebrando el lograr reducir el tiempo de detección y atención en infantes y jóvenes de 120 días a 7 solamente. Berenice, una jóven Michoacana procedente de una comunidad rural fue diagnósticada con cáncer de ovario a los 14 años y a sus 21 años logró vencer al cáncer.

Así mismo se señaló que la Clínica de Sobrevivientes de Cáncer Infantil del ISSSTE es pionera en México para atender secuelas, rehabilitar y reintegrar a sus pacientes, además superan la media nacional de sobrevivencia en cáncer infantil pues 7 de cada 10 infantes vencen el cáncer pediátrico.

Regresando un poco a la historia de Berenice, es solamente 1 de las 74 pacientes atendida con abordajes multidisciplinarios, que aparte del tratamiento médico se sometió a un estudio para detectar cualquier secuela física, psicológica y social, de este modo se le brinda la rehabilitación adecuada para una vida sana.

La Dra. Farina Esther Arreguín González, jefa de oncología pediátrica y titular de la Estrategia Nacional Clínica de Supervivientes a Cáncer Pediátrico del ISSSTE, en la conferencia informó que en el Instituto el promedio de sobrevivencia supera la media nacional y se logra salvar la vida de 66% de los pacientes.

Arreguín González explicó que los padecimientos oncológicos son la primera causa de muerte por enfermedad en la edad pediátrica y los tumores de células germinales, grupo al que pertenece el teratoma inmaduro o cáncer de ovario que presentó Berenice, constituyen cerca del 3% de los padecimientos oncológicos que afectan a los infantes, pero en el rango de edad de 15 a 19 años su incidencia aumenta al 14%.

En su oportunidad, el Dr. José Antonio Soto Gómez, coordinador de cirugía del Hospital Morelia, afirmó que en el caso de Bere la sospecha diagnóstica y la intervención quirúrgica oportuna y de emergencia que implicó la extracción de la vesícula y de la tumoración adherida al ovario izquierdo, fueron decisivos para un buen pronóstico, pues la cirugía es la piedra angular del tratamiento, seguido de quimioterapias. A la joven de ahora 21 años, cuando se le detecto el cáncer por ser menor de edad se le aplicó una técnica quirúrgica conservadora para preservar su fertilidad, en la que no se tocó el útero ni el ovario derecho, por lo que en su momento pudo embarazarse y sin ninguna secuela.

Por su parte, María Elena Rosas Zúñiga, trabajadora social integrante de la Clínica de Sobrevivientes Pediátricos de Cáncer del CMN “20 de Noviembre” ubicado en Michoacán, resaltó que el trabajo con los adolescentes y familiares afectados por esta enfermedad es muy sensible por la etapa de cambios y búsqueda de identidad, “con Bere trabajamos para que superara su rebeldía, viviera su duelo y la preocupación de perder el cabello y conseguimos que se reincorporara inmediatamente a la escuela, gracias a que cuenta con una familia que la apoyó con afecto, disciplina y límites, conseguimos su apego al tratamiento”. La terapia incluye a la familia para que puedan apoyar a los infantes que padecen cáncer.

 

 

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *