Nacional

Más de 8 mil estancias infantiles seguirán abiertas en todo el país

La estancias que no recibirán subsidios este año por no acreditar los documentos correspondientes son 659

Para la complementación de la nueva forma de otorgar subsidios en el cuidado de niñas y niños, se tomó en cuenta la auditoría de desempeño, en la cual demuestra que una de las anomalías en las estancias infantiles en años anteriores es que se otorgaban recursos a niños “fantasma”.

El 7 de febrero del presente año el Gobierno Federal anunció que retiraría subsidios otorgadas a estancias infantiles. Esta decisión llegó tras los resultados de la Auditoría de Desempeño 2017-0-20100-07-0265-2018, donde se señala que la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) no acreditó debidamente la admisión de más de 300 estancias.

Un comunicado emitido el 13 de febrero desde la presidencia, expresó que dichas estancias no atendieron a su población objetivo, además no acreditaron la capacitación de 20 mil responsables de guarderías y tampoco 659 de las estancias contaron con el documento que formalizará la entrega de subsidios.

Las mamás y los papás son quienes recibirán los subsidios.

Con el cambio de inversión en el cuidado de niñas y niños, las estancias infantiles no desaparecerán, sino que estarán funcionando bajo otro esquema. Ahora los subsidios serán entregados directamente a responsables de la o el menor. Bimensualmente serán entregado mil 600 pesos, en el caso de niñas o niños con discapacidad se les serán 3 mil 600 pesos también cada dos meses.

Cerrarán sólo el 7% de las estancias infantiles por no acreditar documentos

De esta manera a nivel nacional seguirán abiertas 8 mil 740 estancias infantiles, cuando en años anteriores había 9 mil 399, sin embargo, el 7% no acreditó documentos para recibir subsidios. De acuerdo con el Gobierno Federal el motivo de dicha transformación es en coherencia con la nueva política de Bienestar, pero obedece también al funcionamiento anterior de Sedesol.

En el documento apuntaba a que las instancias no daban cobertura a las poblaciones para las cuales fueron creadas y las asignaciones se hacían con criterios arbitrarios. Realizaban cobros no permitidos y había un débil control en el ejercicio de los recursos asignados.

Expresa también que inclusive una persona llegó a contar con una red de estancias, en ocasiones con intervención de allegados, además en ese entonces el Gobierno pagaba subsidios por niños “fantasma”, es decir, niños inexistentes o que simplemente nunca asistieron a recibir servicios.

Dejar atrás el paternalismo: Secretaría de Bienestar

Conferencia de prensa del 15 de febrero.

Aunque de esto último, en la conferencia de prensa del 15 de febrero el presidente Andrés Manuel López Obrador, dijo que la culpa no la tienen los y las menores, ni padres o madres, sino que tiene que ver con otras cosas. Actualmente están en investigación y hasta que ésta culmine dará todo a conocer con pruebas.

Las anomalías que se observaron en la auditoría son principalmente en cuatro rubros: afiliación, capacitación, responsables de las estancias, otorgamiento de subsidios y reglas de operación.

Muchos son los factores de esta fórmula, pues ahora su enfoque es dejar atrás el paternalismo y transitar hacia el conocimiento de personas que toman sus propias decisiones en total libertad. Entregar los apoyos directamente a beneficiados y de esta manera eliminar trámites que propician corrupción y trato discrecional.

Asimismo, dar prioridad a quienes históricamente han sido vulnerados por la pobreza y la falta de atención, como lo son en este caso de niñas y niños indígenas o con discapacidad.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *