Ciencia//Internacional

Hoy, la humanidad observó por primera vez un agujero negro

El agujero negro M87 tiene 6 mil 500 millones más masa que nuestro Sol

El agujero negro M87, ubicado en la constelación de Virgo, se encuentra a más de 55 millones de años luz de la Tierra, y para obtener una imagen de él el Event Horizon Telescope (EHT) alcanzó una resolución de 20 microarcosegundo e involucró a más de 270 investigadores de 18 países.

A 100 años de la creación de la ecuación de la teoría de la relatividad general por el científico Albert Einstein, este 10 de abril se presentaron las primeras imágenes del agujero negro Messier 87 (M87), ubicado en la constelación de Virgo. Éste se encuentra a 55 millones de años luz de la Tierra y, de acuerdo al científico Geoffrey B. Crew, del MIT Haystack Observatory, tiene 6 mil 500 millones más masa que nuestro Sol.

Evento de observación del agujero negro.

Por otra parte, declaró que los agujeros negros se encuentran en el centro de muchas galaxias y se les llama núcleos activos. Generalmente tienen un disco y un chorro, y para capturar su imagen se usa un telescopio del tamaño de la Tierra, pues está conformado por una red de 8 radiotelescopios ubicados en distintas partes del mundo, como Chile, Estados Unidos y México.

Para todo este trabajo se hace importante también la teoría de la relatividad general, que tiene que ver con el espacio-tiempo e indica que si se conoce la materia, se conoce la geometría.

Otro de los trabajos importantes en la obtención de la imagen fue el del científico Karl Schwarzschild, quien tomó la ecuación y se dio cuenta de que si un cuerpo es lo suficientemente masivo no sólo curva el espacio-tiempo, sino también la luz de forma extrema y captura la luz.

EHT alcanza una resolución angular de 20 microarcosegundo, lo suficiente para leer un periódico en Nueva York desde un café de París

Para acercarse más a este evento, desde hace 20 años se creó el Event Horizon Telescope (EHT), que adquirió su nombre del horizonte del evento. Cuenta con 270 miembros de 58 instituciones de 18 países diferentes, quienes recogieron cerca de 350 terabytes de datos por día de cada telescopio, y para estas imágenes significaron 217 páginas.

Después de esto, se dio paso a la observación del EHT con la técnica interferometría de línea base muy larga, que sincronizó los telescopios del mundo, aprovechando de esta manera la rotación del planeta y poder hacer la calibración. Esto permitió al EHT alcanzar una resolución angular de 20 microarcosegundos, lo suficiente para leer un periódico en Nueva York desde un café de París.

Ahora que se han visto las primeras imágenes del agujero negro, el científico Geoffrey B. Crew, explicó que más allá del horizonte del evento ya no es parte de nuestro universo y todo lo que ahí entra no sale, que es lo que saben de él hasta el momento. Y lo que sigue de esta experiencia es que se presentará la imagen y los resultados de otras observaciones de 2017, se confirmarán los resultados de M87 con datos de 2018, se agregarán más telescopios al consorcio, se mejorará la tecnología para aumentar el ancho de banda, así como observarán en mayores frecuencias y se buscará mudarse a un planeta más grande o poner telescopio en el espacio.

A 100 años de la ecuación de relatividad general de Einstein, una red de 8 telescopio logró captar las primeras imágenes de M87

El proceso de la recopilación de los datos para poder hacer la calibración de los telescopios se hizo con equipos de trabajo de 4 a 8 investigadores. Para ir a los 8 sitios, fueron necesarios 5 días, de estos 3 noches para observar y apuntar todas las condiciones, sobre todo las climatológicas, y se usaron 2 días de descanso para que el equipo durmiera. Nuevamente se usaron otros dos días de observación y se acordó el día en que la red realizaría su trabajo para obtener las imágenes del M87 situado en la constelación de Virgo.

Imagen con todos los datos / Sin ALMA / Sin SMT.

De lo anterior, la investigadora Violette Impellizzeri, del Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), dijo que éste es el telescopio más moderno del mundo, con tecnología de punta, y fue inaugurado hace solamente seis años, sin embargo, por su ubicación geográfica se vuelve muy importante.

Violette Impellizzeri, explicó que en la astronomía el tamaño sí es importante, pues mientras más grande es un telescopio, se obtendrá una mejor resolución y aumenta la sensibilidad. Esto permite captar las señales débiles que hay en el espacio, y son débiles porque están lejos de la Tierra o porque están emitidos de manera débil, por ejemplo lo que sucede alrededor de un agujero negro.

ALMA es tan sensible porque está compuesto por 66 antenas, en 2017 las observaciones únicamente se hicieron con 56 antenas de 12 metros de tamaño y esas antenas observaron en conjunto como si fueran un solo telescopio de cerca de 70 metros de diámetros, lo que convierte a ALMA en el radiotelescopio más grande del mundo y más sensible de todos. Las aportaciones de datos del telescopio ubicado en Santiago de Chile fue de suma importancia para obtener una mejor resolución de la imagen que se tiene del agujero negro.

Observa la mejor presentación aquí

https://ehtblackhole.alma.cl/


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *