Bienvenida a nuestro portal: contenido diario, auténtico e imparcial
 

La Sirenita, más que una sola versión

La historia real de la Sirenita

Si bien la animación de Walt Disney de “La Sirenita”, del año 1989, es una adaptación libre del cuento del danés Hans Christian Andersen, escrita en el año 1837, el anuncio de Disney sobre el remake en live action o acción real de la película ha generado una activa controversia en redes sociales respecto a  la elección de quienes interpretarán a las y los personajes.

El director Rob Marshall dio a conocer a quienes interpretarán a las y los conocidos personajes de la película, y la persona principal, Ariel, será actuada por la cantante y actriz Halle Bailey.

Varios comentarios negativos acerca de esta elección reflejaron la actual posición de la sociedad sobre el racismo, resaltando que en la animación de 1989, Ariel es representada por una versión caucásica, de ojos azules y pelirroja. Debido a esto, fans esperaban que en el remake de la película, la Sirenita fuera exactamente igual.

Después de una extensa búsqueda, quedó muy claro que Halle posee esa rara combinación de espíritu, corazón, juventud, inocencia y sustancia, además de una gloriosa voz, todas las cualidades intrínsecas para interpretar este icónico personaje. -Rob Marshall

La encargada de representar a Ariel en la cinta cinematográfica es una chica afroamericana, por lo que varias personas se vieron descontentas y desconcertadas con la actriz, por lo que argumentaron que esperaban que la historia se mantuviera como la versión clásica.

Sin embargo, hay que tomar en cuenta que la versión de Disney de 1989 no es la misma en la del cuento clásico, por lo que la representación de la Sirenita no es la misma y no se toman en cuenta las diferencias del texto a la película.

En el cuento, Andersen nunca menciona el nombre de la Sirenita, por lo que en la cinta Disney decidió ponerle el nombre de Ariel.

Igualmente el escritor describe a la bruja del mar, Úrsula, como un personaje en cierto modo neutral y casi nunca aparece en el cuento. En cambio, la versión animada Úrsula toma un carácter violento, de maldad y  siempre cuenta con apariciones en escena.

Otra de las diferencias del clásico es que el príncipe Eric termina enamorándose de otra mujer y decide consolidar un matrimonio con ella. Para esto, la Sirenita, al haber acordado con la bruja que conseguiría el corazón del príncipe y fallar en el intento, pierde su alma inmortal y se convierte en espuma de mar, forma en la cual vagará de ese momento en adelante.

Con todo esto dicho, ¿por qué no estamos de acuerdo con la nueva Sirenita y tratamos de aferrarnos a la que ya existe? Dejando a un lado el racismo, ¿realmente queremos que la historia real de la Sirenita se cuente o solamente es un capricho querer que Ariel sea representada exactamente como la versión animada?

¿Qué hacer?

¿Acaso Disney se arrepentirá y suplirá a la actual actriz designada para interpretar al personaje? Por supuesto que no, sacándoles provecho a las críticas negativas de la gente Disney consiguió justo lo que quería, atraer las miradas y poner bajo el faro la nueva película, de la cual acaba de anunciar que el rodaje comenzará hasta el verano 2020, convirtiéndose en un tema discutido mucho antes de su estreno.

Démosle una oportunidad a la película y a la mercadotecnia de Disney, después de todo, la mayoría preferimos las versiones felices y divertidas.

Written by
No comments

LEAVE A COMMENT