Más+//Derechos Humanos

Sin la alegría de Nashly, así fue el cumpleaños de su padre ante su asesinato

Nashly Delgado Segovia, amada por su familia y víctima de una sociedad que no acepta diferencias ni respeta identidades

Nashly era una mujer de 22 años originaria de Aldama, alegre y capaz de contagiar la felicidad a quien estuviera a su alrededor. Soñaba con las pasarelas y le gustaba el maquillaje. Era una amiga, prima, hermana e hija que estaba ahí para quien lo necesitara y sus sonrisas nunca se le acababan a pesar de tener un mal día, pero quienes no supieron respetarla por ser una mujer trans, le arrebataron la vida.

Nashly Delgado Segovia

Nashly Delgado Segovia cumpliría 23 años en febrero, sin embargo, el 16 de diciembre de 2018 desapareció. Sus familiares la buscaron y fue hasta el 23 de enero de 2019 cuando la encontraron sin vida en el interior de una acequia en el municipio de Aldama. Ella era una mujer trans.

Pero más allá de eso sus familiares la describen como una mujer fuerte y alegre. Siempre sonriente, bromista y desde pequeña la comediante de la casa. Su prima, Reyna Tarina, la describió como de “sangre liviana”, es decir, una persona con la cual se entablaría fácilmente una conversación.

Ella siempre le buscaba el lado bueno a la vida, fue muy amable con todas las personas. A los 20 años, a través de su cuenta de Facebook, comentó que era gay, y por esa misma fecha su papá había descubierto pelucas en su automóvil, por lo que decidió hablar con ella cuando aún la conocían como Jesús Manuel Delgado Segovia. Siempre defendió sus derechos e ideales.

Siempre la amábamos incondicionalmente, hasta el último día le dimos todo lo que quería

Nashly siempre le buscaba el lado bueno a la vida.

En 2015 decidió a través de Facebook anunciar oficialmente que en delante sería Nashly. Sin embargo, en la familia siempre fue amada, su carisma y devoción por ellos nunca cambió, su hermana y hermano menor lo eran todo para ella, incluso decía que eran su razón de vida.

Fue entonces que su padre le pidió que le contara lo que sucedía y ella le contó acerca de su verdadera identidad, ella era mujer. Su padre la abrazó con fuerza y le dijo que estaba ahí para ella no dejó de amarla, como temía sino que le preguntó el por qué no lo había dicho antes, para comprarle la ropa que coincidía con ella. Le dieron todo lo que se puede dar a una hija cuando se le ama incondicionalmente.

Disfrutó siempre de la cocina, hacer videos cómicos por Facebook sobre temas cotidianos, era ocurrente, tanto familiares como su amiga Érika González la identifican como una mujer que siempre tenía una sonrisa para quienes estuvieran a su alrededor, inclusive en los días en los que a ella no le iba tan bien. Otra de las cosas que disfrutaba era realizar maquillaje y peinados para eventos como XV años, bodas o cualquier otra fiesta.

Nashly soñaba con poder llegar algún día a las pasarelas, luchaba por sus derechos e ideales

Cuando empezó a trabajar fue a piscar nueces, después encontró trabajo como mesera, y con su amiga Érika, el 30 de agosto de 2018, fueron a pedir un empleo en una empresa de pollo. En el camino pedían a Dios les diera el empleo, ya que tenían planeado salir con sus amigas. Y al llegar al lugar hicieron la entrevista y las aceptaron, un reto logrado.

Tras terminar su educación media superior empezó a dar cursos de maquillaje. De acuerdo con su amiga Érika, Nashly soñaba con algún día poder llegar a las pasarelas o entrar a un certamen. Su prima Reyna, por otra parte, expresó que los retos que enfrentaba era como los de cualquier persona de la comunidad LGBTI+, pero incluso así ella tenía una gran aceptación en Aldama.

De acuerdo con su padre solamente una vez llegó enojada por la discriminación, pero nunca supo realmente qué le había sucedido o qué comentarios le habían hecho, y lo que él siempre le dijo fue que debía ser respetada en todo momento.

Como una persona joven y alegre le encantaba bailar, era el alma de las fiestas tenía muchas amistades y, como a las personas de su edad, le gustaba salir a divertirse. Sus hermanos eran muy importantes, no importaba lo que hicieran, inclusive si peleaban nuca duraban tanto molestos, pues se divertían pasar el rato juntos, como cocinando, disfrutando juegos de mesas o no hacer nada.

Para Reyna, ella era como su hermana, pues se criaron en la misma casa, y cuando habla sobre ella recuerda que quería pasar más tiempo en su casa porque decía que tenía que estar con su mamá Chabela, quien en realidad era su tía.

Además, recordó que en abril del año pasado, su mamá estaba en la Ciudad de México y le tocó pasar su cumpleaños allá, “mi hermana y yo le hicimos una fiesta sorpresa”, y Nashly siempre estuvo como representante de Reyna.

Durante su funeral, familiares y amistades decidieron despedirla con música, en un ambiente alegre. Ese momento fue un duro golpe para su papá, quien ese día cumplía años, pero a pesar de ello celebraron un funeral con música de banda y bailes, como a ella le gustaba.

Comunidad de diversidad sexual guarda minuto de silencio por Nashly y piden se esclarezca su homicidio.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *