Bienvenida a nuestro portal: contenido diario, auténtico e imparcial
 

Reactivamos los restaurantes, pero muchos siguen en peligro de cerrar: Canaco

A pesar de que se ha iniciado cono una “nueva normalidad” en los restaurantes, las reglas y mejoras en las medidas de seguridad en la salud, las cuales ya se manejaban siguen cambiando y adaptándose a cada espacio, informó Andrés Nava, director de Restaurantes y Restaurantes-Bar de Canaco Chihuahua (Cámara Nacional de Comercio).

A partir de ponerse el semáforo en naranja en la mayoría de los municipios del estado de Chihuahua, lugares como los restaurantes tienen permitido la afluencia de comensales en un 50%, con ciertas medidas de cuidado y sana distancia.

“Que podamos abrir no significa que haya pasado lo peor, tenemos muchas deudas y hay que adaptarnos para sobrevivir el negocio”. –Andrés Nava, Canaco.

Sin embargo, como todos los cambios surgidos a partir de la propagación de la Covid-19 en el mundo, los planes y medidas se hacen sobre la marcha, así como se pueden cambiar de un lado a otro.

De acuerdo con Andrés Nava, la reapertura de los restaurantes les fue avisada con tres días de antelación, y aunque se habían estado teniendo cursos para idear la mejor manera de atender a la clientela, aún así surgen dudas y cambios.

Expresó que mucho de lo que les piden como requisito en cuanto al cuidado a la salud, tanto de quienes trabajan en estos establecimientos, como para quienes los visitan, ya lo manejaban desde hacía años.

Por ejemplo, el lavado constante de manos, el uso de gel antibacterial, cubrebocas para las personas de cocina, la limpieza constante de las mesas.

A esta cultura de la limpieza se añaden otras pautas como por ejemplo que quienes trabajan en la preparación de los alimentos deben tener cierto distanciamiento y sus propios utensilios, así como evitar en la medida de lo posible tocar los alimentos con sus manos usando herramientas como pinzas.

Entre los lineamientos y recomendaciones de medidas preventivas en restaurantes de Chihuahua, se señala además situaciones como el cabello recogido de empleados y empleadas, no uso de accesorios, cubrebocas en todo momento, limpieza de áreas comunes como manijas o de los mismos paquetes de comida que lleguen al establecimiento.

También cuidar que la afluencia sea la correcta, no hacer uso de salones privados o salas de juntas, fomentar el pago con tarjetas para evitar el manejo de efectivo y no tener acceso a las áreas infantiles hasta que el semáforo lo permita.

Sin embargo, la cuarentena ha pegado duro a pequeños negocios, pues de los 156 afiliados a Canaco, siete han tenido que cerrar, y todos ellos eran restaurantes pequeños y fondas. Aunado a que no sólo a la Cámara Nacional de Comercio le hizo daño la cuarentena, mencionó Nava, pues ha sabido de otros 36 que han tenido que cerrar.

Y a pesar de tener al fin el semáforo en naranja para poder trabajar, aunque sea con la mitad de comensales, esto no significa que la lucha ha terminado, pues quienes están en la línea de cierre aún se encuentran en peligro, y el resto ha salido con muchas deudas, sobre todo de bancos, explicó.

Lo importante por el momento, señaló, es acatar todos los lineamientos necesarios para evitar contagios por SARS-CoV-2, de acuerdo con las capacidades económicas de cada persona en el sector restaurantero, pues no todas podrán permitirse un dispensador bonito de gel antibacterial o una separación elegante entre mesas.

¿Cómo te sientes para regresar a los restaurantes?

Ahora que el semáforo nos permite ir a restaurantes, ¿has comenzado a salir?, ¿o sigues teniendo miedo del contagio por Covid-19?

No comments

LEAVE A COMMENT