Bienvenida a nuestro portal: contenido diario, auténtico e imparcial
 

Cultiva en poco espacio verduras, legumbres y hasta árboles frutales ¿sabes cómo?

La situación mundial de la pandemia por Covid-19, la sobreproducción de petróleo por la baja demanda de combustibles y la escasez de alimentos por las compras de pánico, son una alerta que nos pone sobre aviso la poca atención acerca de la producción de nuestros propios alimentos. Y aunque en muchas ocasiones no tenemos el espacio, la buena noticia es que puedes sembrar algunos vegetales en macetas, y hasta árboles frutales. ¡Anímate y cultiva!

Para quienes somos aprendices en esto de la jardinería, plantar desde la semilla alguna verdura o legumbre parece una odisea muy difícil y hasta casi imposible, sin embargo, las habilidades se van desarrollando con el tiempo, con prueba y error, y si no comenzamos ahora, ¿cuándo lograremos tener toda una hortaliza?

Algunas plantas son rebeldes, como la calabaza o la sandía, pero nada es imposible.

Los diferentes sitios de jardinería que he visitado, como Jardinería On, indican que lo primero es sembrar las semillas, y una opción son los semilleros, es decir, espacios pequeños y más controlados. Por ejemplo puedes usar vasos de papel, cascarones de huevo que te sobraron y hasta el cartón de huevos vacío, ese que tiene muchas secciones.

También puedes sembrar las semillas en una maceta, a la cual se le coloca el sustrato o tierra, regar de manera constante y después colocar las semillas, separadas entre sí. El tamaño de la semilla será proporcional a la profundidad para enterrarla. Lo máximo es un tercio de dedo.

Un punto importante que señala Garden Tech es que las macetas para cultivos comestibles deben ser grandes, al menos de 30 centímetros de diámetro, pues esto ayudará a conservar la humedad en la tierra y mantener temperaturas constantes.

En macetas puedes sembrar todo un universo de plantas de frutos y raíces comestibles, como la zanahoria, las remolachas, lechugas, acelgas, papas, camotes, tomates, moras, calabacines, pepinos, e inclusive hasta árboles frutales.

Para tener un buen cultivo lo que necesitas es: luz abundante, un mínimo de 6 a 8 horas de luz solar directa, si tus macetas estarán dentro de casa procura ponerlas en la ventana donde entra más luz. Tierra saludable y nutritiva, aquellas que retienen mucha humedad no van a ayudarte mucho; y puedes añadir fertilizantes diseñados para brindar nutrientes.

Agua constante, por supuesto. Dependiendo de la fruta o el vegetal, necesita cierta cantidad de agua, procura mantener una rutina y permanece atenta a las variaciones de tus cultivos. Pues si bien, poca agua es mala para la siembra, el exceso podría resultar peor. La mejor forma de verificar la humedad es enterrando el dedo en la tierra, la cual no debe estar lodosa ni seca, sino húmeda y fresca.

Si quieres intentar empezar tu huerto en macetas, Jardinería Plantas y Flores sugiere sembrar frijoles, esos que nos pedían germinar en la escuela. Puedes colocar de 6 a 7 plantas en una maceta de 30 centímetros. Recuerda que trepan, así que procura ponerlo cerca de un enrejado o enterrar cerca un poste al cual sostenerse.

Los tomates son otra buena opción, y dan una gran cantidad de frutos en poco tiempo. Puedes sembrarlos en un contenedor de 20 litros y también necesitan de alguna guía para sostenerlos.

Las zanahorias son catalogadas como ideales para sembrar en maceta, sobre todo las variedades bebé o mini, las cuales caben en macetas de 20 centímetros. Si es una variedad más larga, entonces la maceta debe ser más honda.

Los pepinos funcionan bien en macetas colgantes, si son variedades pequeñas. En caso de ser más grandes, como en todo debe cambiar el tamaño de la maceta. La lechuga, por su parte, no necesita grandes requerimientos en cuanto a tamaño y se pueden espolvorear las semillas en cualquier contenedor, mantén el suelo húmedo y listo.

Las sandías pequeñas y las calabazas necesitarán un espacio de al menos 20 litros para poder crecer, así como las papas y las cebollas. Éstas últimas deben estar muy profundas, a unos 8 centímetros.

Los pimientos también son una buena opción, así como los rábanos, los cuales son de cultivo rápido y fácil, pues en menos de un mes puedes disfrutar de ellos.

Obtener nuestro propio alimento por medio de las plantas no es tan difícil, sólo hace falta comenzar y aventurarse, tal vez no todo nos salga bien a la primera, sin embargo, el esfuerzo al final valdrá por completo la pena: cultiva.

Aventúrate y cultiva

En YouTube hay muchas opciones de videos que te muestran cómo sembrar en tu casa por medio de macetas o espacios que tengas en tu jardín, uno de ellos es el canal de México Verde. En este se centran en variedades mexicanas y también te enseñan a aprovechar aquellos empaques que tiramos a la basura para usarlos como semilleros. Cultiva y visita el canal haciendo clic aquí: México Verde. ¿Y tú ya empezaste tu huerto en macetas?

No comments

LEAVE A COMMENT