Bienvenida a nuestro portal: contenido diario, auténtico e imparcial
 

De seguir la desigualdad global, parte de la clase media será baja: WIL

En 2018, The World Inequality Lab (WIL) o Laboratorio de la Desigualdad Global presentó su Informe Sobre la Desigualdad Global 2018, donde las evidencias fueron recolectadas por más de 100 personas investigadoras en cinco continentes.

De acuerdo con el informe, la riqueza mundial pasó de 117 mil billones de dólares en el año 2000 a 262 mil billones de dólares en 2014. El 1% más rico de la población mundial tiene actualmente casi la mitad de la riqueza global (48.5%), mientras que el 50% de la población más pobre tiene menos del 1% de los ingresos, y el 70% de la población mundial tiene menos del 3% de los ingresos.

En todas las regiones ha aumentado la desigualdad de ingresos, se indica, y es en Europa donde se encuentra más baja, al contrario del Medio Oriente que está en el máximo aumento. Pues mientras que en 2016 los ingresos de Europa fueron del 37%, el Medio Oriente contaba con el 61% del ingreso nacional.

Si en el futuro las condiciones actuales se mantuvieran sin cambios, la desigualdad seguiría creciendo a escala mundial.

Entre Europa Occidental y Estados Unidos, en 1980 se tenían similitudes en su desigualdad, pero ahora se encuentran en situaciones distintas. Se explica que en aquella década, Europa tenía el 10% de mayor ingreso, aumentando a 12% en 2016; en cambio Estados Unidos fue de 20% en 1980 a 13% en 2016.

El aumento de la desigualdad mundial ha sido constante, donde el 1% de la población con mayores ingresos tuvieron un aumento del 16% al 22%, pero para el año 2000 ya tenían una reducción del 20%. En cambio, el 50% con menores ingresos tuvo un estancamiento del 9%, según las investigaciones vertidas en el informe.

La riqueza neta privada en las últimas décadas ha tenido un incremento entre el 200-350% del ingreso en la mayor parte de los países ricos. De acuerdo a lo recabado, en Rusia y China hubo un cambio significativo donde la riqueza privada se triplicó y cuadriplicó. De este modo la relación entre la riqueza privada y el ingreso nacional se aproxima a los niveles de Francia, Estados Unidos y Rusia.

La riqueza neta pública (activos menos deuda pública) ha disminuido en todos los países desde 1980. En China y Rusia disminuyó desde un 60-70%, hasta un 20-30% de la riqueza nacional, en Reino Unido y Estados Unidos, la riqueza pública neta se ha vuelto negativa, mientras que en Alemania, Francia y Japón apenas es positiva.

¿Cómo se podría frenar la desigualdad global?

Si se continúa con este descenso de ingresos, la clase media mundial se reducirá significativamente. Y, de continuar así, para 2050 el 0.1% más rico del mundo (China, Europa y Estados Unidos) será el equivalente a la clase media, se explicó.

Asimismo, se mencionó que para frenar la desigualdad de ingresos en los países deben revisarse las políticas educativas, salariales y de toma de decisiones. También sería clave el acceso a la información sobre las actividades económicas y a empleos bien pagados, esto evitaría el estancamiento de ingresos de la mitad más pobre.

Los sistemas tributarios son también buenas herramientas para reducir la desigualdad, con esto sirve un registro financiero que dé cuenta de los activos financieros, inclusive de los de más difícil acceso como la evasión fiscal, lavado de dinero y el crecimiento de la desigualdad. Asimismo, el acceso igualitario a la educación es importante, pero no es suficiente para reducir la desigualdad, aunque esto aseguraría una mejor representación, así como salarios mínimos a niveles dignos.

Los gobiernos deben comenzar a hacer inversiones públicas en educación, salud y protección medioambiental, esto servirá para combatir la desigualdad y así evitar los incrementos futuros.

Written by
No comments

LEAVE A COMMENT