Bienvenida a nuestro portal: contenido diario, auténtico e imparcial
 

Destruir la naturaleza es destruirnos a nosotros mismos

Existen un millón de especies amenazadas de extinción en el mundo debido a las malas prácticas del ser humano hacia la naturaleza

El 84% de las especies de agua dulce y 40% de las especies terrestres están bajo amenaza de extinción, mientras que la comisionada para la CRE declaró en el Senado de la República que nos debemos apropiar de la naturaleza, inclusive destruirla, para cubrir nuestras necesidades básicas, pero hacer eso es acabar con la humanidad.

La idea de destruir la naturaleza para cubrir nuestras necesidades básicas como seres humanos es aterradora. Y suena aún más feo cuando esta idea proviene de una persona que ejercerá un cargo que tiene que ver con la regulación de la energía, como lo declarado por la ahora comisiona Norma Leticia Campos, de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), quien durante su presentación como aspirante, expresó que “a fuerzas tenemos que apropiarnos de la naturaleza, transformar la naturaleza, incluso destruir la naturaleza para satisfacer nuestras necesidades básicas”.

Norma Leticia Campos.

Bien, imaginemos que hacemos lo que ella propone, destruimos la naturaleza para satisfacer nuestras necesidades básicas, pero luego, ¿qué sigue? Problemas con el agua, mala calidad del aire que afectaría nuestra salud. Destruir la naturaleza sería destruirnos nosotros mismos.

Para sobrevivir debemos ser recíprocos, la naturaleza nos otorga alimento, sombra, calor, nos quita la sed, etc. Por lo tanto debemos devolverle algo: el cuidado para lograr el equilibrio y poder tener un ambiente sano. Nos regala beneficios, pero que también requiere de nuestra consideración para permanecer juntos.

De acuerdo a la pagina Latín Clima, el 6 de mayo dio a conocer que actualmente hay un millón de especies bajo amenaza de extinción. A la par que debido a las actividades del ser humano se han extinto ya 680 especies de vertebrados desde el siglo XVI. Mientras que desde 1970 la tendencia de extinción en especies terrestres es de 40%, las de agua dulce un 84% y en las marinas es de 35%.

Gobernanza.

Es claro que como seres humanos tenemos necesidades básicas que se cubren con la naturaleza, pero ello no quiere decir que nos de el derecho de destruirla; sino que requiere de un uso inteligente sin afectar sus funciones.

En las comunidades más pequeñas es donde se entiende más cierto concepto que me gusta mucho: la gobernanza. Esto se refiere a una dinámica y un estilo de vida que incluye la armonía con la naturaleza.

La convivencia es tan equilibrada que se logra la armonía del medio ambiente, los beneficios económicos y sociales. Pero como seres humanos tendemos en ser acumuladores, aunque no solo agarramos lo que necesitamos, sino que lo tomamos para sacar un “beneficio mayor”, y no importa si a corto plazo acabamos con el recurso que está a nuestro alcance, olvidándonos de reflexionar cómo sortearemos la vida más adelante sin ello.

Es por esto que la idea de la comisionada me causa tanto ruido. Una persona con dicha responsabilidad hace que resulte delicado el haber emitido una respuesta como esa, pues hay muchas implicaciones, también existen conflictos territoriales, asesinatos de quienes defienden el bosque y existen otros intereses que afectan gravemente la preservación de la biodiversidad.

No comments

LEAVE A COMMENT