Bienvenida a nuestro portal: contenido diario, auténtico e imparcial
 

¿Hay jóvenes invisibles? En 4 meses se duplicó la depresión

Hace un par de años, un anuncio de servicio público fue difundido por la organización Sandy Hook Promise, el grupo de prevención de violencia armada en las escuelas liderada por las familias de las víctimas en la matanza de la Escuela Sandy Hook, ocurrida el 14 de diciembre de 2012, sobre el bullying y la invisibilización de las situaciones que pueden llevar a los tiroteos en escuelas. En la actualidad estos delitos se han recrudecido principalmente en Estados Unidos, y uno de los ingredientes que nunca falta como detonante es el acoso escolar, el cual está presente en la mayoría de estos ataques y que detona en problemas a la salud mental, como la depresión.

De acuerdo con lo que se muestra en el video, se toma poca atención a las señales del desarrollo de una persona que planea realizar un tiroteo. En éste, el centro de atención es la historia donde dos jóvenes desconocidos se escriben en la mesa de la biblioteca, sin embargo, cuando por fin se conocen a final de curso, otro joven entra con un arma, con la plena intención de disparar. Entonces el video se regresa y nos muestra que las señales de alarma ante un tiroteo estaban ahí todo el tiempo, donde al joven con el arma se muestra en segundo plano mientras planea la agresión contra sus compañeros, al mismo tiempo que es relegado y víctima de bullying

Mucha gente ignora que hay rastros específicos que las personas pueden ir dejando y que indican un acto de violencia inminente: Nicole Hockley, cofundadora y gerente de Sandy Hook Promise.

El bullying es una agresión física o psicológica, cuyo principal motivo es la superioridad, pues así quien agrede demuestra ser mejor o más que su víctima. No obstante, sus consecuencias son muy graves, físicas y, especialmente, psicológicas, y algunas personas pueden tener secuelas durante toda la vida, como lo son los problemas de salud mental que se crean por los traumas, e inclusive la muerte, por homicidio o suicidio. 

El acoso escolar es una agresión que desencadena más problemas, como la salud mental, debido a que las víctimas se cansan de ser más “débiles” y son orilladas a presentar depresión, ansiedad, dolores de cabeza y problemas de adaptación en la escuela, así como cometer suicidio con la finalidad de que el acoso termine. Sin embargo, el rasgo más importante de esto es la prevención de violencia y cuidado de la salud mental. 

Según datos de la Encuesta Nacional de Vivienda de Febrero, publicada por Parametría, de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, 8 de cada 10 estudiantes sufren de bullying, sin embargo, el 23% de madres y padres de familia dicen desconocer estos abusos. Aunado a esto están las cifras de estudiantes que no quieren como compañeros y compañeras a personas enfermas de sida, con el 54 %; y al 52.8 % a personas no heterosexuales, así como estudiantes con discapacidad, indígenas, ideas políticas diferentes, religión diferente, extranjeras, de baja condición socioeconómica y a estudiantes con color de piel diferente. 

 

Según un indicador del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), los suicidios han incrementado el doble desde 1994 hasta 2017, con 6 mil 559 suicidios, además para 2020 se prevé que la depresión será la segunda causa de discapacidad en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cual en México y otros países en vías de desarrollo podría convertirse en el número uno. Además se estima que 9.2% de la población ha sufrido depresión, que una de cada cinco personas sufrirá depresión antes de los 75 años y la juventud presenta tasas mayores.

Depresión aumenta mes con mes

Quienes más padecen estos cuadros de depresión son las mujeres, mientras que las entidades con el mayor número de casos son Ciudad de México con 5 mil 913, Chihuahua 3 mil 124 casos de depresión, con 2 mil 684 casos en Jalisco, en Estado de México con 2 mil 276, Veracruz 2 mil 208, Tamaulipas con mil 503, Durango  mil 451 y Nuevo León con mil 423 casos, cifras dadas en el Boletín Semanal de Salud en abril de 2019. No obstante, el boletín de la semana 33 hasta la 34, es decir, del 18 al 24 de agosto de 2019, en Chihuahua se contabilizaron 6 mil 809 casos, es decir, en cuatro meses ha incrementado al doble los casos de depresión registrados.

Por ello, el bullying se convirtió en una cadena que forma enfermedades mentales que impactan notoriamente en la vida de niñas, niños y adolescentes, es decir, por lo que al erradicar el acoso escolar se podrán evitar situaciones de depresión, ansiedad, así como de suicidios y tiroteos, ya que la violencia desencadena otro más de problemas.

No comments

LEAVE A COMMENT