Bienvenida a nuestro portal: contenido diario, auténtico e imparcial
 

Accidente espacial esparció osos de agua en la Luna

Un accidente lunar ocurrido el 13 de abril de 2019, dejó un montón de osos de agua varados en nuestro satélite natural, sin mucha esperanza de ser extraídos, rescatados y devueltos a la Tierra, por lo que tendrán que quedarse en el espacio… y aunque esta nota parece algo sacado de una novela de ciencia ficción, es todo real.

Beresheet, que en hebreo significa “al principio”, es una sonda de construcción israelí, la cual fue financiada por fondos de privados. Uno de estos inversionistas es Nova Spivack, quien es un empresario estadounidense y fundador de The Arch Mission Foundation.

The Arch Mission Foundation es una asociación sin fines de lucro, cuya misión es crear un respaldo de la información del planeta Tierra, el cual coloca de manera estratégica por todo nuestro Sistema Solar, para en caso de que en el futuro la humanidad se vea comprometida, pueda haber la posibilidad de reconstruirla y saber exactamente cómo era. Es decir, si algún desastre destruye parte o por completo nuestra cultura como seres humanos, sabremos que podremos contar con estas bibliotecas para reescribir nuestra historia.

La primera de estas bibliotecas orbita alrededor del Sol en el Cherry Red Tesla Roadster, de Elon Musk, desde 2018. En ella se encuentran los tres tomos de “Fundición”, de Isaac Asimov, y se prevé que esté en ese lugar durante los próximos 30 millones de años.

Cuantas más [bibliotecas] sean enviadas, más probabilidades habrá de que alguna pueda sobrevivir y sea descubierta en un futuro lejano. -Nova Spivack.

En esta segunda biblioteca, Novak Spivack, de acuerdo con una entrevista que dio a la revista Wired, planeaba en primera instancia enviar un DVD con 60 mil imágenes en alta resolución de páginas de libros clásicos, casi toda la Wikipedia en inglés y los secretos de magia de David Copperfield.

Sin embargo, una semana antes del lanzamiento del Beresheet, y de entregar el paquete al equipo SpaceIL, la compañía encargada de la misión, Spivack decidió que la segunda biblioteca no era suficiente, por lo que se le ocurrió la idea incluir el ADN de 24 personas, incluyendo el suyo, pegado a las capas de níquel que conservan las imágenes de los libros, así como 100 millones de células de diversos organismos. También añadió muestras de los lugares sagrados del mundo y algunos miles de osos de agua deshidratados dentro de un ámbar artificial. Ya cuando estaba casi listo el paquete, le pareció buena idea agregar miles de osos más pegados a una cinta adhesiva.

En este punto debes estar preguntándote qué son los osos de agua. Pues bien, estos son animales vertebrados microscópicos, terrestres en su mayoría, los cuales habitan la película acuosa del musgo, líquenes o helechos. Les llaman oso de agua por su curiosa manera de moverse, pero también son conocidos como lechones de musgo o tardígrados, que significa “de paso lento”.

Hay quienes consideran que el oso de agua es un animal con superpoderes. Estos pueden habitar en prácticamente todo nuestro planeta, cerca tanto de agua dulce como de salda. Pueden soportar presiones muy altas de hasta 600 atm2 y radiación ionizante. Sobreviven a temperaturas extremas de 200 grados bajo cero o 150 sobre cero. Además, cuando se secan, guardan su cabeza y sus ocho patas como si fueran tortugas, para formar una bola, entrando en un estado de animación suspendida, que es muy parecido a la muerte. Pueden durar así hasta 10 años y al echarles agua reviven. En 2007, fueron los primeros animales en sobrevivir al espacio.

Cuando son adultos, los tardígrados pueden ser visualizados a simple vista, pues llegan a alcanzar los 0.5 mm de altura. Ellos se alimentan de bacterias, algas, vegetales que no contienen semillas e invertebrados microscópicos como los rotíferos y los nemátodos.

Las agencias de Gobierno de la antigua Unión Soviética, China y Estados Unidos son las únicas que han logrado aterrizajes en la Luna… hasta ahora.

La sonda Beresheet, la cual además tenía la misión de tomar fotografías y realizar experimentos bajo las condiciones lunares, fue lanzada el 22 de febrero de 2019 con destino a la Luna, la cual está a 380 mil km de la Tierra, sin embargo, la sonda recorrió 15 veces este camino, pues no lo hizo en línea recta, sino por órbitas alrededor de nuestro planeta, hasta llegar a una órbita lunar. Esta misión, de origen israelí, tuvo un costo de alrededor de 100 millones de dólares, lo cual la hace considerarla pionera para futuras exploraciones lunares a bajo costo, además de ser la primera financiada con fondos privados. No obstante, se presentaron problemas con el motor principal de la sonda y el 13 de abril de 2019 terminó estrellándose contra la superficie lunar.

Oded Aharonson, el director científico de la misión del Beresheet, dijo a El País que él desconocía por completo el envío de los osos de agua a la Luna y que no era un tema que iban a seguir tocando, pues tampoco había programada ningún rescate ni extracción de este material.

Gerhard Kminek, responsable de protección planetaria de la ESA, aclaró que aunque a Marte está prohibidísimo llevar microorganismos terrestres por temor a contaminar un suelo que se espera sea habitado por los seres humanos dentro de no mucho, estos lineamientos no se aplican a la Luna, por lo que a pesar de haberse ido los osos de contrabando en la nave Beresheet, al avisar sobre el accidente las consecuencias no pasaron a mayores.

Por su parte, Bernard Foing, científico de la Agencia Espacial Europea (ESA) y director del Grupo Lunar Internacional, duda que los tardígrados hayan podido sobrevivir a la radiación ultravioleta, aunque Nova Spivack espera lo contrario.

Entre osos de agua y misiones espaciales

Los viajes espaciales, la necesidad de buscar otros planetas para habitar y encontrar la salvación de la humanidad ya no son temas que sólo se tocan en la fantasía o la ciencia ficción, son toda una realidad que nos rodea y que muchas veces ignoramos. A pesar de que las y los científicos están seguros de la nula sobrevivencia de los osos de agua, estos animales han sorprendido por su capacidad de sobrellevar los retos más inusuales, son los luchadores de vida por excelencia. ¿Crees que ahora tendremos una población de osos de agua lunares o Spivack habrá hecho su travesura en vano?

No comments

LEAVE A COMMENT