Bienvenida a nuestro portal: contenido diario, auténtico e imparcial
 

Los violadores no sólo están en un callejón, también están en la universidad: maestra

Han pasado 9 meses desde que un grupo de doctores docentes de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez cometieran una violación en contra de una maestra, compañera de ellos, y dos aún siguen prófugos. Ante la inacción de las autoridades, la maestra ha escrito una carta, no sólo para expresar su sentir tras esta larguísima espera de la justicia, sino para darles el valor a quienes como ella han tenido que pasar una agresión o violencia sexual.

En la carta, comienza aseverando que no buscaba seguidores, que durante sus 27 años de vida había sido una mujer con una vida sencilla, a quien no le gustaba llamar la atención. Y que a pesar de que mucha gente dudara de su existencia, porque ha decidido no exponerse públicamente, está ahí y su dolor es real.

“Mucha gente como que no cree porque no salgo en la televisión, porque no digo quién soy… no sé qué esperan que haga. Entonces escribí una carta dirigida a las chicas”.

Y aunque crean que es muy valiente, fuerte y digna de admirar, ella no se siente así, sólo se ve como una persona en busca de justicia para poder continuar con su vida. Además de no buscar convencer a nadie, sino alzar la voz, porque sabe que la única manera de volver es enfrentar a los agresores y no guardar silencio.

Haber confiando en personas con estudios, con familias inclusive (dos de ellos al menos), la hicieron presa del miedo, y aunque en algún momento pensó que no podría llegar a ser valiente para enfrentarlo, ahora ha cambiado y reconocen que “solo se es valiente cuando se tiene miedo”.

Tras estos meses, ella expresó haber aprendido que el miedo deja emanar de sus agresores, y ahora sale de la sociedad, de lo mal que han hablado de su persona, de los juicios malintencionados, la falta de credibilidad y, sobre todo, de culparla de todas maneras posibles.

Los doctores, académicos con alto nivel de estudios, dejaron de verla como persona en aquel momento, ya no era ella, sino un objeto para satisfacerlos. Comenta que cuando sucede hay algo inexplicable que te atrapa, te mantiene en tu cuerpo, pero no te deja manejarlo ni moverte con libertad.

Aunque todos los días llega a su mente esa noche, seguirá buscando justicia, porque ellos no merecen sentirse seguros, escribe, ni libres o confiados, sino encarcelados, para que no puedan dañar a nadie más. Ahora, ella se ha dado cuenta que su lucha no es personal, sino para demostrar que las mujeres no estamos solas y no hay motivo para soportar una violación o una agresión en silencio.

Si quieres leer la carta completa, puedes entrar aquí http://reversos.mx/carta-a-ti-denuncia-de-violacion/

Denunciados por violadores, ahora están prófugos

En mayo de 2019, cuatro doctores, maestros en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, Alejandro Garza Sáenz, Roberto Sáenz Maldonado, Israel García Salmorán y Geovani Esaú García Sánchez, fueron denunciados por violación multitudinaria en contra de una de sus compañeras. Aunado a esto, un medio de comunicación de la ciudad fronteriza revictimizó a la maestra y se condolió de la desgracia de perder a hombres con tales estudios.

A pesar de haber una denuncia formal y una orden de aprehensión en contra de tres de ellos (a Roberto Sáenz no, porque no consideraban que hubiera participado en la violación), sólo Geovani ha sido detenido, pero no se le ha hecho nada. Y los otros siguen prófugos de la justicia, de acuerdo con información de Animal Político.

No comments

LEAVE A COMMENT