Bienvenida a nuestro portal: contenido diario, auténtico e imparcial
 

Murciélagos, parte importante de la biodiversidad, no nuestros enemigos: Dr. Medellín

El Covid-19 no sólo amenaza la salud de las personas, sino también la vida de miles de murciélagos por las matanzas indiscriminadas en contra de esta especie, presas del miedo y la desinformación de quienes no toman en cuenta que son una parte importantísima para la vida en nuestro planeta.

El doctor Rodrigo Medellín, biólogo y fundador del Programa para la Conservación de los Murciélagos de México, durante un programa de radio de la UNAM, indicó que en el mundo hay muchos animales que tienen una imagen negativa injustificada, como los tiburones o los alacranes; pero la especie que consideró totalmente incomprendida fueron los murciélagos, a quienes su mala fama los hace ver como sucios, malos y que traen enfermedades.

“Si la gente conociera a los murciélagos, entonces todos nos volveríamos sus defensores”. –Doctor Rodrigo Medellín.

Indicó que, aunque los primeros casos de Covid-19 fueron relacionados con murciélagos, es algo mucho más profundo que eso. En Wuhan, donde sabemos que brotó el virus, existen mercados húmedos donde hay venta de animales silvestres vivos o recién sacrificados, para ser vendidos como alimentos o mascotas, y los cuales, al estar en un ambiente totalmente antinatural por la mezcla de fluidos, representa un caldo de cultivo infeccioso.

Recalcó que debemos tener en cuenta que el coronavirus es una familia de alrededor de 40 especies diferentes de virus, y hasta ahora sólo tres han causado problemas de salud en los seres humanos, mientras que los demás son totalmente inofensivos.

En el caso específico del virus y los murciélagos, explicó que los primeros tienen una afinidad evolutiva importante con estos animales, pero no significa que sólo ellos son los que los transportan, sino que han coexistido durante miles de años. Además, cuando un virus salta de una especie a otra por lo general muere.

No obstante, aunque en el caso del Covid-19 el virus no murió, sino que mutó para adaptarse al ser humano, pero no es momento para enfocarse en eso, ya que lo importante es saber que ahora es algo propio de las personas, expresó. Además, debemos tener en cuenta que la gran mayoría de los virus que existen en el planeta son benéficos, y nos ayudan a defendernos en contra de las bacterias, pero en raras ocasiones los patógenos se transforman en enfermedades. Y con todo esto matar animales silvestres no resuelve nada.

Mencionó que la solución para evitar que en el futuro suceda algo como con el Covid-19 es necesario empezar a conservar. Si bien hemos visto en noticias que China comienza a clausurar estos mercados húmedos y la ingesta de animales silvestres, dijo, en 2002, cuando atacó el coronavirus SARS, también los cerraron, pero volvieron a funcionar al tiempo.

Consumir animales silvestres es algo que se lleva muy arraigado en la cultura, y son prácticas que deben ser totalmente erradicadas, no sólo pensando en las enfermedades, sino también en daño el profundo que se crea en los ecosistemas.

Al atentar contra la vida silvestre existe un efecto de dilución, el cual indica el equilibrio que existe en un ecosistema, donde hay una gran cantidad de plantas, animales y microorganismos, pero están diluidos, viven en densidades relativamente bajas unas con otras. Al llegar el hombre y matar aquí o destruir allá interfiere con ese equilibrio, creando que haya más de uno que de otro. Con esto, por ejemplo, los microorganismos empiezan a superabundar y entonces somos nosotras las personas quienes facilitamos los nuevos brotes de enfermedades.

Si empezáramos a ver por los ecosistemas tendríamos protegida la primera línea de defensa altamente efectiva ante cualquier brote.

Reprochó que, como especie, los seres humanos tendemos a creer que tenemos el derecho divino de elegir qué se conserva y qué no, pero la verdad es que no es así. Para lograr mantener la vida en la Tierra como la conocemos es necesario proteger tanta biodiversidad como sea posible, que los ecosistemas funcionen lo mejor posible.

Y los murciélagos son animales injustamente maltratados por la mala fama que, de manera injustificada, les ha precedido durante mucho tiempo. Si las personas nos diéramos cuenta de lo importantes que son entonces todas nos convertiríamos en sus defensoras.

Sin los murciélagos no podríamos usar prendas de algodón o comer tortillas, tamales, arroz o frijol, ya que son los principales de predadores de las plagas de esos cultivos. De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, los murciélagos pueden consumir hasta 50 toneladas de insectos en una sola noche, lo cual además detiene la transmisión de enfermedades.

También son reforestadores por excelencia, ya que dispersan muchas más semillas que las aves por unidad de tiempo y de área. Mientras que las aves dispersan ½ a 1 semilla por metro cuadrado por día, los murciélagos lo hacen con 2 a 5 semillas por metro cuadrado por noche.

Asimismo, son polinizadores, por lo que tanto por semillas como por dispersión de polen se benefician más de 130 plantas que son utilizadas en la producción de alimentos, y que sin los murciélagos simplemente no existirían.

En México existen alrededor de 140 especies de murciélagos representados por 8 familias, de las cuales 38 se encuentran en alguna categoría de riesgo para la NOM-059-SEMARNAT-2010. Una de cada cuatro especies de mamíferos del país es un murciélago y nuestro país está en quinto lugar en diversidad de ellos.

Tristemente, expresó, los gobiernos sólo se dan cuenta de la importancia de la conservación de la biodiversidad cuando les afecta en los bolsillos. Como lo que pasó con el SARS, cuando empezaron a matar zorros voladores (especie de murciélago), sin los cuales no podrían tener una fruta muy demandada en los países del sureste asiático que se llama durian; y no fue hasta que vieron el impacto negativo que tendría la falta de murciélagos en la producción de la fruta que empezaron a defenderlos.

Por lo que llamó a los gobiernos del mundo, pero sobre todo al de México, a tomar en cuenta a sus secretarías de medio ambiente. Consideró que la Semarnat debería ser uno de los pilares principales para sostener a los países, y dejar de ignorarlos como se hace en la actualidad.

Dibuja murciélagos para ayudarlos

Como una manera de reivindicar a los murciélagos en este tiempo difícil para el mamífero, la Secretaría de Medio Ambiente, la Conanp y la Biósfera de Calakmul invitan a la población ilustradora de México a dibujar un murciélago a tu estilo, y lo publiques en tus redes sociales bajo el hashtag #UnaManoAlada, #MurciélagoATuEstilo y #TodosSomosSelvaMaya, con tu nombre o seudónimo, edad (si gustas), de dónde lo publicas, nombre de la especie que ilustraste y un dato curioso real sobre los murciélagos.

Esta campaña ayudará a que las personas se den cuenta que los animales silvestres como los murciélagos no son los enemigos en este tiempo donde, el miedo y la incertidumbre, nos empujan a buscar culpables.

LEAVE A COMMENT