Bienvenida a nuestro portal: contenido diario, auténtico e imparcial
 

¿Se podría garantizar seguridad alimentaria en la Sierra Tarahumara? Las iniciativas para lograrlo

El Proyecto Tarahumara Sustentable promovió buenas prácticas agrícolas en la Sierra Tarahumara, al impulsar 5 módulos de agricultura sustentable, ecotecnias y producción comunitaria para el desarrollo de capacidades de comunidades indígenas y mestizas, pertenecientes al municipio de Bocoyna, Chihuahua.

El Proyecto Agricultura Sustentable consistió en fomentar el conocimiento, uso y aprovechamiento de plantas comestibles nativas y adaptadas incluyendo algunas medicinales, para asegurar su conservación, apoyar la seguridad alimentaria y promover una mejor calidad de vida en las comunidades al no tener que depender de una compra.

 La seguridad alimentaria se puede lograr a través de la agricultura sustentable interactiva.

Estas actividades se basaron en el concepto de permacultura, que es un sistema de agricultura y diseño sustentable con el cual las áreas productivas son capaces de sustentar familias, comunidades e incluso regiones, esto se logra con el aprovechamiento integral al reciclar nutrientes, residuos y optimizando energía.

Con este proyecto se buscó que las personas pudieran producir su propia comida a través de un manejo integral de los recursos, es decir, si crían animales que estos sean los que produzcan la composta y al mismo tiempo ayuden a que crezca el forraje para su alimentación.

Dinorah Meneces, consultora para el Proyecto Tarahumara Sustentable y encargada de dirigir estas actividades, describe este modelo como de permanencia cultural, por su base en el legado de muchas culturas antiguas, sin embargo, estas culturas han vivido actualizaciones, particularmente cuando llegó la revolución verde, es decir, al momento en que las personas introdujeron agroquímicos, lo cual causó daños a la salud y en la tierra. La permacultura tiene un principio sostenible y sustentable, da la vuelta completa hacia el tiempo de siembra sin químicos, para generar autoconsumo, trueque o comercio menor de alimentos.

Como parte complementaria a los cinco modelos demostrativos, se realizaron 12 talleres y 72 eventos en donde se pudo capacitar directamente a 1,440 personas en las localidades de Gumisachi, Tierra Blanca, los Pilares, Talayotes de los Volcanes, el Yeposo, La Cañada, el Pinal, El Barro, San Juanito, así como Choguita y Talayotes.

Una de las estrategias para replicar el Proyecto en otras regiones, fue capacitar a jóvenes, quienes a su vez capacitan a las personas adultas.

La agricultura sustentable es de las comunidades para las comunidades. Se centra en la producción de alimentos para nutrir a quienes trabajan la tierra, para cubrir sus necesidades y, si queda, da paso a su venta en otras regiones cercanas, donde también se implementan los proyectos.

Esto permite que el proyecto sea cooperativo. Las hortalizas, la leche, huevos y carne se intercambian. Las familias interactúan, se disminuyen los precios y al final resulta una optimización de los procesos, señaló Dinorah quien actualmente se encuentra trabajando en la Casa Escuela ubicada en San Juanito, municipio de Bocoyna, Chih. y extiende su labor a otras comunidades en los municipios de Bocoyna, Guazapares, Urique y Maguarichi.

Todas las capacitaciones que se han impartido por parte del Proyecto Tarahumara Sustentable se han implementado con pocas herramientas, pero grandes resultados. Algunas comunidades o familias ya tienen gallinas, abejas y huertos, esto en colaboración con CONANP y WWF además de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología del Gobierno del Estado quien desde el 2018 también ha estado apoyando.

Resultado de proyectos para seguridad alimentaria

Si te gustaría saber más sobre seguridad alimentaria u otros planes que tiene el Proyecto Tarahumara Sustentable, así como conocer los resultados, no dudes en visitar su página web y seguir la información.

No comments

LEAVE A COMMENT