Bienvenida a nuestro portal: contenido diario, auténtico e imparcial
 

Rascón Banda impulsó mi carrera como escritor: Alberto Estrella

Cuando se trata de creación artística, pasa en ocasiones, tal vez más veces de las que quisiéramos, que pensemos en nuestro trabajo como insuficiente ante todo el talento desplegado a nuestro alrededor. Es ahí cuando las personas correctas llegan a nuestras vidas para darnos el empujón que necesitamos para empezar a subir esa pendiente. El escritor y actor Alberto Estrella siente el paso de Víctor Hugo Rascón Banda por su vida como eso, un impulso.

El dramaturgo de Uruachi, Chihuahua, Víctor Hugo Rascón Banda, llegó a la vida de Alberto Estrella, actor y escritor, justo en el momento en que éste se encontraba en camino de afianzar su carrera. Fue la pasión de Rascón Banda y de otras personas del medio quienes le ayudaron a clarificar puntos fundamentales como por qué hacer lo que quería hacer y cómo realizarlo.

“Rascón Banda nos enseñó que el teatro es un confrontador, un reflejo de lo que es el individuo y la confrontación de sus valores. Por esto apoyaba las artes en las escuelas”. –Alberto Estrella.

Su primer encuentro se dio hace alrededor de 25 años, cuando montaban la obra “Cada quien su vida”, de Luis Basurto y adaptada por Rascón Banda, la cual se presentó en el Salón México, pero no el original de los años 40’s, expresó Alberto Estrella.

Recordó que en aquel equipo trabajó junto con grandes personalidades como Héctor Bonilla, María Rojo, Carmen Salinas, María Isabel, Adriana Roel, Víctor Carpinteiro y Armando Palomo. Personas con una carrera larga, mientras él seguía buscando la manera de darle su propia huella a su teatro.

Fue María Rojo quien presentó a Alberto Estrella frente al dramaturgo chihuahuense Víctor Hugo Rascón Banda durante un ensayo. De acuerdo con el actor, la primera impresión que le dio fue de un hombre muy adusto y parco, pero se dio cuenta que era su manera de ser frente a personas que no conocía, hosco, sin embargo, a quienes estimaba mostraba un comportamiento muy afectuoso.

Señaló que fue precisamente este comportamiento con sus amistades una de las características de Rascón Banda que más lo marcaron, fue entonces que Alberto Estrella puede decir que entendió el sentido de la verdadera amistad.

Mencionó que alrededor de 10 años después de aquel primer encuentro, uno de los recuerdos más frecuentes con Víctor Hugo Rascón Banda fue cuando estaban inaugurando el Círculo Teatral, un espacio que aún hoy, cuando el espacio físico no existe por el sismo de 2017, sigue significando mucho para él.

En aquel tiempo hubo un incidente con la actriz con quien trabajarían para la inauguración y una semana antes de estrenar la actriz anunció que no podría hacerlo. Aquello representó un caos, sin embargo, a Víctor Carpinteiro se le ocurrió la idea de estrenar con “El deseo”, obra de Víctor Hugo Rascón Banda escrita precisamente para Carpinteiro; mientras que Alberto Estrella pensó en Ofelia Medina para la actriz principal.

Pedirle a Ofelia presentarse en un lugar que apenas estaba levantándose, y que, aunque ya tenía escenario, luces y piso, seguía siendo una casa donde sólo cabían 120 personas, era casi imposible; sin embargo, ella aceptó. El padrino fue Víctor Hugo Rascón Banda, junto con Ofelia Medina, Luisa Huertas y María Rojo.

Pero la huella que Rascón Banda dejó con más profundidad en Alberto Estrella fue cuando él se animó a escribir una obra y ponerla en escena con sus estudiantes. En aquel tiempo no tenía la suficiente seguridad de presentar obras más allá de su círculo docente, ya que era reservado al estar rodeado de grandes como Carballido, Jesús Ávila y el propio Rascón Banda.

Sin embargo, en una de las funciones nadie le dijo a Alberto Estrella que Rascón Banda había sido invitado junto con María Rojo. Por lo que al terminar el dramaturgo de Uruachi habló sobre el trabajo de equipo, la importancia de armar grupos de estudiantes y lo fundamental que es el teatro en la formación de una persona, más allá de dedicarse o no a la actuación.

Y por último dijo que con la calidad de la obra que acababa de ver, él quería conocer al dramaturgo. Aquello llenó de orgullo a Alberto Estrella, quien reveló ser él el escritor. La crítica dada por Rascón Banda le dio el empuje al actor, quien desde ese momento empezó a pasarle material para que le ayudara a corregirlo de una manera más profesional.

Fue a partir de aquel momento que comprendió que grandes maestros como Rascón Banda tienen el poder de guiar, ayudar y motivar el espíritu creativo, siempre con bondad, asertividad e inclusive con críticas duras que buscan el crecimiento personal de la persona creadora.

Alberto Estrella, aprendió del maestro cuál es el camino del dramaturgo y con ese empuje tan fundamental en su carrera se decidió a seguir escribiendo y no sólo teatro, también cortometrajes, sonetos, cuentos y ahora mismo está en proceso creativo de una serie de televisión. La confianza y el interés que mostró Rascón Banda fue el parteaguas en la vida del actor y escritor.

Aseguró que hay una frase definitiva para entender el hecho de la escritura: “tú ya no eres el que escribe, en el momento en que uno se entrega a la escritura hay una conexión con el cosmos, con el universo, con una fuerza superior que entra en ti y entonces ya no es la razón la que está escribiendo, sino tu corazón, tu espíritu”.

A esto se le añade lo técnico, la planeación, la idea, el desarrollo de caracteres, de confrontación, de situación y entendimiento. Así como quien actúa no sólo se deja ir por su capacidad y talento, sino que se hace necesario estudiar al personaje, lo mismo pasa con quien escribe, debe tener un entendimiento del entorno social y político.

La muerte de Rascón Banda significó un momento muy difícil para Alberto Estrella, sobre todo porque aquel 2008 fue un año de pérdidas, al fallecer también Carballido, Miguel Córcega y su propio padre. Sin embargo, existe en él una huella muy profunda, donde siempre estará; y sabe que de haber vivido más, Víctor Hugo Rascón Banda ahora mismo estaría luchando porque no sucediera lo que pasa en la actualidad con la cultura en México.

A pesar de esto, y de la pérdida del Círculo Teatral, mencionó que está muy positivo, ya que su caída con el sismo de 2017 no significó un fin, sino un comienzo desde cero, una renovación que tal vez se hacía necesaria. Y ahora está la posibilidad de empezar a presentar en ese espacio teatro al aire libre.

Agradeció a Lorena y su equipo seguir con la Jornadas RasconBandianas, para continuar difundiendo no sólo la obra de Víctor Hugo Rascón Banda, sino su escuela, su pensamiento y lo que representa dentro del teatro mexicano, pues éste es importante no nada más por el hecho artístico y creativo, sino para seguir funcionando como seres humanos.

Jornadas RasconBandianas, necesarias para impulsar el teatro mexicano: Alberto Estrella

Ahora las Jornadas RasconBandianas llegarán a cada lugar donde alguna vez se leyeron los textos del dramaturgo. En 2020 el programa virtual será acompañado por la Compañía Nacional de Teatro. Más información en esta página: http://www.rasconbanda.art

No comments

LEAVE A COMMENT