Bienvenida a nuestro portal: contenido diario, auténtico e imparcial
 

Avispas asesinas en EUA, especie invasora, causará daño irreversible al ecosistema en 2 años

Desde finales de 2019 se tuvieron dos avistamientos de avispones asiáticos gigantes, a quienes han estado apodando avispas asesinas. Son los insectos más grandes de este tipo y poseen un enorme aguijón que puede inyectar una gran cantidad de veneno. Sin embargo, lo que más preocupa es su predilección por asesinar abejas melíferas (principales polinizadoras) y ser una especie invasora.

El avispón asiático gigante (Vespa mandarinia) y el avispón gigante japonés (Vespa mandarinia japónica), a los cuales conocen como avispas asesinas, son los más grandes del mundo. Su cuerpo mide alrededor de 5 centímetros y la envergadura de sus alas (de punta a punta) unos 7.5 centímetros, además tienen un aguijón de 6 milímetros, de acuerdo con información de la Avispapedia.

“Los estadounidenses no entienden completamente la agresividad y toxicidad de este avispón”. –Jun-ichi Takahashi.

Estos insectos, que usualmente se distribuyen en Japón y el este de Asia, nunca habían sido vistos en otro continente. Por lo que no tienen idea de cómo llegaron, sin embargo, Chris Looney, entomólogo del Departamento de Agricultura del Estado de Washington, mencionó que hay una teoría sobre que llegaron en un contenedor de carga.

Los avispones asiáticos gigantes representan una amenaza muy seria para las abejas melíferas, aquellas que se encargan de la mayor parte de la polinización de los sembradíos, mencionó, ya que éstas acaban con colmenas enteras en poco tiempo.

La Avispapedia, explica que el avispón cazador, al encontrar una colonia de abejas melíferas (Apis mellifera), utiliza feromonas para llamar a sus colegas y así entrar todos juntos. Una sola avispa asesina puede matar hasta 40 abejas por minuto, a las cuales decapitan. Las abejas no pueden defenderse, ya que al avispón no le hace nada su picadura debido al tamaño y el blindaje en el cuerpo. En dos horas, menos de 50 avispones exterminan a decenas de miles de abejas, ocupan la colmena y alimentan a sus larvas con las larvas de la abeja y la miel.

Dato curioso es que el avispón no puede digerir la proteína sólida, por lo que no se comen a sus presas. Al dárselas de comer a sus larvas, éstas producen un líquido claro para alimentar a los avispones. Es decir, las avispas asesinas alimentan a sus larvas, para que éstas puedan alimentarlas.

En Japón, las abejas que producen miel, llamadas abejas japonesas (Apis cerana japónica), han creado un sistema de defensa en contra de la avispa asesina. Cuando sienten las feromonas que dan la alarma de un panal de abejas japonesas, éstas abren sus puertas y atraen al cazador. Una vez dentro, miles de abejas se le lanzan encima para detenerlo y todas empiezan a vibrar, movimiento que hacen para mantener caliente el nido. Al elevar la temperatura incrementan también el dióxido de carbono y matan al cazador, evitando que las otras avispas asesinas se percaten de su presencia.

No obstante, la melífera no tiene este sistema de defensa en su contra, ya que no conoce a este enemigo. Por lo que, de incrementarse las colonias de avispones asiáticos gigantes, representarán una amenaza real que pondrá aún más en peligro las siembras y, como resultado, disminuirá la fuente de alimentación de la población de Estados Unidos.

En cuanto a su amenaza en contra de las personas, las avispas asesinas matan en Japón a alrededor de 30 a 50 personas al año. Inclusive quienes no tienen alergias, con 50 o menos picaduras de este insecto pueden padecer daños renales y la muerte.

Chris Looney, mencionó que tienen dos años para erradicar a todos los avispones del país, si no lo hacen será demasiado tarde, por lo que trabajan para poner trampas y vigilar avistamientos cerca de Washington.

El daño al medio ambiente con estas avispas podría ser muy grande, indicó Jun-ichi Takahashi, investigador y experto en avispas de la Universidad de Kyoto Sangyo, en Japón. Por lo que contenerlas por cualquier medio es justificado.

Agregó, además, que esta especie es tan peligrosa como las abejas africanizadas, una especie invasora que se esparció por Texas en 1990 y también ha causado pérdidas humanas tanto en Estados Unidos como en México.

Avispas asesinas, un manjar

En Japón, las avispas asesinas no son sólo causa de decenas de muertes al año, sino también son consideradas un manjar y un aditamento muy especial para las bebidas alcohólicas.

Ben Dooley, periodista del The New York Times, mencionó que es en la región rural de Chubu donde hay muchas personas que se dedican a la caza de estos insectos, cuyas larvas pueden conservar en frascos, fritas o al vapor. Mientras que las adultas son freídas en brochetas y se comen con todo y aguijón. El veneno causa una sensación de calor y hormigueo al ser ingerido.

También se agregan en licor shochu, donde sueltan el veneno, haciéndola una bebida alcohólica muy especial y un potenciador de fuerza.

No comments

LEAVE A COMMENT