Bienvenida a nuestro portal: contenido diario, auténtico e imparcial
 

Barrancas del Cobre: turismo, diversión e innovación

Las Barrancas del Cobre son conocidas como un parque de aventura, ubicado en la Sierra Tarahumara del estado de Chihuahua, tiene siete barrancas las cuales son hogar de comunidades ralámuli. Se encuentra abierto de 9:00 a 17:00 horas, y es un gran destino para viajar en vacaciones, con tus amistades o familia.

El parque cuenta con diferentes actividades para que puedas disfrutar, desde circuitos de tirolesas, escalada en roca tanto para menores como para personas adultas, teleférico, eurobongi, trenecito y área de juegos para niñas y niños. También hay actividades que realizan los ralámulis, como caminatas a las comunidades ubicadas al fondo de las barrancas, renta de bicicletas y caminata a zonas arqueológicas.

Los precios de las actividades varían desde 50 hasta mil pesos, además si eres del estado de Chihuahua y presentas tu INE te hacen un descuento, así que no olvides tu identificación. En la página puedes revisar bien los precios que manejan con o sin descuento.

Zip Rider es su tirolesa más grande, tiene una distancia de 2 mil 530 metros, alcanzando velocidades de entre 80 y 135 km/h. Además buscan un Récord Guinness.

Puedes moverte de un lado a otro usando el teleférico, el cual tiene un costo de 250 pesos por persona, hay un paquete familiar de 650 pesos y para gente ralámulis es gratuito, ya que lo usan como su medio de transporte. Al llegar al teleférico me di cuenta de que debes esperar un rato en lo que llega, por lo que lo mejor es hacer una fila, pues a toda la gente nos dan ganas de ir en las ventanas. La vista desde aquí es impresionante, no te conviene perdértela, el recorrido tiene una duración de 30 a 40 minutos, y durante el recorrido una o un guía de turistas te va explicando el panorama.

Por ejemplo, me explicaron que en la parte de abajo de las barrancas es donde se viven las comunidades indígenas. Y que cuando cae nieve y bajan las temperaturas, en esa parte donde habitan no llega el frío, sino todo lo contrario, tienen un clima agradable, algo que hasta el momento yo desconocía.

En el parque hay un restaurante con vista a las barrancas, el cual tiene un piso de cristal, por donde se puede ver uno de los cinco puentes colgantes de la zona, la comida es muy rica, aunque suele llenarse mucho, pero a los alrededores hay puestos de gorditas hechas a mano, donde tienen de diferentes guisos, son baratas y muy buenas

En esta zona también hay muchos lugares donde puedes comprar artesanías, las cuales son hechas por ralámulis que viven ahí y poseen gran variedad de artículos. También algunos de estos locales te rentan ropa típica de la comunidad para que puedas tomarte fotos.

Algo que llamó mucho mi atención fue que tanto quienes laboran en el parque, como gente que va de visita y de las comunidades indígenas, conviven en paz.

En el recorrido que yo tomé, con un circuito de siete tirolesas, íbamos con dos guías y se les unió una chica ralámuli, quien nos dio todas las instrucciones de cómo debías sujetarte, frenar y qué hacer cuando te atoras a medio camino. Tuve la oportunidad de hablar con ella y me dijo que todos los días se sube a las atracciones por lo menos cinco veces.

¿Cómo viajar a Barrancas del Cobre?

Hay muchas páginas en Facebook que hacen tours de ida y vuelta en un solo día hacia las Barrancas del Cobre, en carretera se hacen aproximadamente 3 horas y media, aunque también tienes la opción de viajar en el tren Chepe (Chihuahua Pacífico), en el cual una de sus primeras paradas tienes una vista increíble de esta zona.

Si decides viajar a las Barrancas del Cobre te recomiendo que lleves bloqueador solar, lentes para sol, mucha agua, zapatos cómodos ya que en cualquier actividad tienes que caminar bastante y también algún suéter, porque hay veces en que baja un poco la temperatura, además puede servirte para no exponerte tanto al sol.

Si tienes la oportunidad de viajar a la Sierra Tarahumara ¡hazlo! Es una muy buena experiencia, tienes vistas increíbles, conoces más de las culturas indígenas, hay comida deliciosa, atracciones muy entretenidas, y, aunque terminas con mucho cansancio, no te arrepentirás de haberla conocido.

Written by
No comments

LEAVE A COMMENT