Bienvenida a nuestro portal: contenido diario, auténtico e imparcial
 

Denunciar el acoso sexual en El Tendedero nos hace sentir acompañadas: Mónica Mayer, artista

El Tendedero es una instalación artística de Mónica Mayer que ha evolucionado para ayudar en la denuncia y dar compañía sobre todo a las niñas, adolescentes y mujeres víctimas de la violencia de género, y que desde 2018 es parte de una materia en la Facultad de Artes.

La primera vez que se colocó la instalación artística de Mónica Mayer, El Tendedero, fue en 1978, en el Museo de Arte Modero de la Ciudad de México.

“El Tendedero nos hace sentir acompañadas, tal vez no nos conocemos, pero al escribir lo que sufrimos y vernos leídas nos hace sentir que no estamos solas. Y tal vez sale de una manera fuerte y atropellada, pero es porque hemos vivido las violencias solas”. –Mónica Mayer.

En las hojas de papel rosa, elegido esto color por Mónica Mayer porque se buscaba una representación femenina antes de romperla, las mujeres completaron la frase: “Como mujer lo que más me disgusta de la ciudad es…”.

Tras completar la frase, los papeles fueron colgados en una estructura que simulaba un tendedero, como referencia de una de las actividades cotidianas que eran consideradas femeninas, y en los cuales se empezó a abrir el diálogo a las violencias que vivían estas mujeres en los espacios públicos.

A pesar de que luego de eso la instalación de Mónica Mayer, El Tendedero, no fue reactivada mucho y luego fue guardada durante varios años, fue en 2009 que volvió a salir a la luz y de nuevo en 2015, y a partir de entonces se ha vuelto viral tanto a nivel nacional como internacional.

Con estas reactivaciones, las preguntas también fueron cambiando. En Los Ángeles, en 1979, una de las preguntas era: “¿Qué te haría sentir más segura?”; en Medellín, en 2015, había algunas como: “¿Cuándo fue la primera vez que te acosaron?”, “¿Qué has hecho para defenderte en contra del acoso sexual?”; o en 2016, en el MUAC, había algunas como: “¿Cuál es tu experiencia de acoso más reciente?”, “¿Te han acosado en la escuela o la universidad?”.

Mónica Mayer, explicó que, aunque en los tendederos que ella hacía no había denuncia, las nuevas versiones han evolucionado a tal punto de empezar a cambiar el entorno de las mujeres, jóvenes y adolescentes que los usan. Es algo como un Me Too analógico, aseveró, porque aunque en otros países se usen plataformas como Twitter, en México no tienen tanto impacto.

Asimismo, dijo sentirse emocionada porque las mujeres han hecho suyo El Tendedero y lo han usado de acuerdo con sus necesidades, como en Japón, donde la ley exige a las víctimas de violación haber hecho todo lo humanamente posible para evitarlas o no son catalogadas como delitos.

Las preguntas también han estado evolucionando con el tiempo, como en alguna ocasión, recordó, cuando le pidieron participar en una escuela con niños y niñas, y donde les pedían que escribieran lo que les daba felicidad. O en una preparatoria donde usaron la frase “espacio vital” en lugar de la palabra “acoso” porque docentes y directivos estaban en contra de las alumnas que se señalaban como víctimas.

El Tendedero de Mónica Mayer ha sido muy recurrente en las escuelas, y esto es debido a que siempre habrá al menos una maestra feminista que apoye a las alumnas, aseguró. Pues en muchas ocasiones las autoridades educativas, así como las y los docentes, han mostrado reacciones inadecuadas, cuando son las instituciones las que deben tomar la responsabilidad del acoso y hostigamiento por parte de los profesores y alumnos.

Los centros educativos, dijo, deberían seguir siendo seguros para las estudiantes, para no tener que instalar botones de pánico en los baños de mujeres ni carteles donde se advierte que si entras sola es posible que te violen.

Karen Cordero, historiadora del arte y de El Tendedero, mencionó que en el año 2011, 63 de cada 100 mujeres de 15 años en adelante habían experimentado la violencia de género; mientras que 47 de cada 100, habían sufrido por lo menos una agresión por parte de su pareja. También que entre 2013 y 2014 cada día murieron siete mujeres de manera violenta en México, mientras que en 2020 aproximadamente 10 mujeres son asesinadas en México, doblando el índice de feminicidios en los últimos 5 años.

Por su parte la investigadora Mónica Benítez, expresó que entre las emociones sentidas por las víctimas durante el primer acoso están el miedo, la vergüenza, la incomodad, el shock, el asco y el susto. Y la mayoría de las víctimas registraron su primer acoso desde los 6 años.

Si quieres ver la plática completa con la artista Mónica Mayer acerca de El Tendedero, puedes entrar en el perfil de Facebook de la Facultad de Artes.

Participa en El Tendedero (instalación de Mónica Mayer)

La artista Mónica Mayer, la historiadora Karen Cordero y la investigadora Mónica Benítez fueron invitadas al Segundo Encuentro de Estudios Feministas y de Género de la Facultad de Artes, de la Universidad Autónoma de Chihuahua, para dar una charla sobre El Tendedero (instalación de Mónica Mayer), el cual en esta ocasión debido a la pandemia ha empezado a ser virtual y mundial, ya que estará disponible durante 16 días a partir del 25 de noviembre en varios idiomas. Si quieres participar puedes entrar en esta liga para colgar tu propio papel rosa.

No comments

LEAVE A COMMENT