Bienvenida a nuestro portal: contenido diario, auténtico e imparcial
 

Violencia feminicida: policía juarense torturó a 23 mujeres y 4 adolescentes

Golpes, tortura, detenciones arbitrarias, amenazas de muerte y abusos sexuales sufrieron activistas feministas de diversas colectivas en Ciudad Juárez por agentes municipales tras una manifestación pacífica en contra de la violencia policiaca que han sufrido las mujeres que exigen sus derechos a lo largo del país.

Alrededor de 40 manifestantes de diversas colectivas feministas se concentraron en el centro de Ciudad Juárez para protestar de manera pacífica en contra de las detenciones arbitrarias, los abusos de poder y la violencia que agentes de las diferentes instancias de seguridad del país han demostrado en contra de las mujeres que levantan la voz para detener las violencias de género.

“[…] A la orden de “agárrenlas a todas”, la bestialidad policial se desbordó sobre mujeres desarmadas, que utilizan su voz y su cuerpo como instrumentos de lucha”. –Mujeres que Luchan JRZ.

Fue el sábado 05 de septiembre, a las 18:26 horas, cuando en la página de Facebook de las Hijas de su Maquilera Madre alertaron de la represión policiaca durante la manifestación, donde agentes estaban quitando celulares a las manifestantes para cortar las transmisiones en vivo. Diez minutos después empezaron a subirlas a las patrullas para llevarlas a Estación Universidad.

Durante este lapso las manifestantes fueron presa de represiones, jaloneos, azotones contra el pavimento, ahorcamiento y golpes en la cara, denunció la colectiva. Los videos en vivo subidos a plataformas como Facebook fueron borrados por agentes, sin consentimiento de las dueñas de los aparatos electrónicos.

A partir de las 19:21, la colectiva Aquelarre Violeta empezó a difundir que 25 manifestantes fueron las detenidas de manera arbitraria y que entre ellas había algunas menores de edad. En esta publicación difundieron un video donde se muestra las agresiones y los arrestos violentos. A las 19:41 horas, Hijas de su Maquilera Madre empezó a pedir por medio de Facebook se enlistaran los nombres de las mujeres detenidas, para tener un registro concreto de cuántas tenían agentes de la Municipal y que debían estar en la estación policiaca.

Una hora y media después, llamaron a hacer un platón a las afueras de Estación Universidad para exigir la liberación inmediata de las detenidas, cuyo número aún era incierto. Por lo que de inmediato más activistas feministas, familiares y abogadas empezaron a reunirse en este lugar.

Para entonces ya denunciaban que había al menos dos menores involucradas y una de ellas había sido golpeada, aunado a esto difundían más videos donde se puede apreciar cómo las pertenencias de las detenidas están siendo esculcadas por agentes. Asimismo, mencionaban que a pesar de haber pasado más de cuatro horas desde el arresto, las activistas seguían incomunicadas.

A partir de las 21 horas empiezan a difundir videos del plantón fuera de Estación Universidad, donde exigen a Armando Cabada, presidente municipal de Juárez, la inmediata libertad de las detenidas, por haberse usado fuerza excesiva durante las detenciones, así como represiones, golpizas y abusos en contra de todas las 40 manifestantes.

A las 22:44 una de las abogadas de las detenidas informa a familiares que las autoridades municipales no estaban permitiendo ni siquiera a las y los abogados acercarse para revisar cómo se encontraban las manifestantes, como si fueran criminales de alto impacto, por lo cual estaban violando la ley. No es hasta las 23:18 que se confirma que fueron 27 las mujeres detenidas y cuatro de ellas eran menores de 18 años.

A media noche, Marea Verde Chihuahua llamó a la liberación de caseta de Sacramento durante la mañana para protestar contra las detenciones arbitrarias de sus compañeras y exigir su pronta liberación. Cuatro horas después, en Ciudad Juárez, las 27 detenidas ya habían sido puestas en libertad, luego de que se les cobrara una fianza de mil 200 pesos a cada una por faltas administrativas.

Ese 06 de septiembre, además de la liberación de la caseta Sacramento durante la mañana, diferentes colectivas feministas empezaron a dar su posicionamiento repudiando los actos de violencia en contra de las 23 mujeres y 4 adolescentes, como la Colectiva Mayé de Cuauhtémoc, quienes exigieron justicia por las compañeras, quienes además de haber tenido incomunicadas, fueron golpeadas, tocadas y abusadas sexualmente por agentes policiacos. Asimismo, se les retuvieron teléfonos y les intervinieron las redes sociales.

La colectiva Las Ochas de Marzo Chihuahua, señalaron que las acciones del edil Armando Cabada y de la Policía Municipal de Juárez reafirmaban las causas de los feminicidios en la frontera, que se refiere a la impunidad en la procuración de justicia y el odio hacia los derechos de las mujeres.

A las cuatro de la tarde de ese día, la Revista La Gota publicó una serie de imágenes con nombres de algunas de las detenidas y las diversas agresiones sufridas, como una dislocación de rodilla sufrida por una de ellas, ahorcamiento, golpes en diversas partes del cuerpo y tocamientos lascivos.

Casi a las cinco de la tarde, Hijas de su Maquilera Madre hicieron una publicación dando detalles sobre la situación sufrida desde el día anterior. Mencionaron que tras aproximadamente ocho horas de detención arbitraria, las menores de edad fueron soltadas tras pagar fianza, y momentos después todas las 23 restantes también fueron liberadas. Informaron además que la jueza que las atendió anotó en su informe a sólo tres mujeres policías, sin contar a todos los varones que se fueron en contra de las manifestantes, aunado a que ignoró a las activistas cuando le dijeron sobre los abusos cometidos en su contra.

Y para las 19:00 horas, Mujeres que Luchan Juárez, detallaron que fueron dos bloques de policías municipales quienes a la voz de “agárrenlas todas” sometieron a golpes y patadas, inclusive ya estando en el piso, a las manifestantes. Las sujetaron del cuello para casi desmayarlas por asfixia, las torturaron públicamente y aun cuando ya estaban en las patrullas siguieron golpeándolas.

Aseveraron que mientras estuvieron detenidas las violentaron de manera verbal y las amenazaron de muerte. Y las activistas que lograron alejarse de la zona de conflicto fueron cazadas por agentes en vehículos no identificados propiamente y detenidas.

Una vez que fueron dejadas en libertad, tras pagar mil 200 pesos cada una, lo cual fueron 32 mil 400 pesos en total, mientras salían magulladas de la estación policiaca, agentes las amedrentaron y hostigaban con la mano en el arma de cargo.

Responsabilizaron de estos actos de brutalidad policiaca y privación ilegal de la libertad al edil Armando Cabada, al gobernador de Chihuahua, Javier Corral; y al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Por su parte, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), la Comisión Estatal de los Derechos humanos de Chihuahua (CEDH) y el Instituto Chihuahuense de las Mujeres (Ichmujeres) hicieron un llamado a las autoridades municipales de Juárez para que las autoridades realicen sus actividades con apego a los derechos humanos y a los protocolos en materia de seguridad y protección de la vida de mujeres y niñas.

Violencia, otra bolita al saco de Cabada

El presidente municipal de Juárez, Héctor Armando Cabada Alvídrez, en este momento se encuentra en un proceso de participación ciudadana que busca su revocación de mandato. Ahora al descontento de la ciudadanía juarense se unen esta violencia y a las acciones represivas en contra de un grupo de mujeres y adolescentes desarmadas, quienes fueron agredidas por agentes municipales.

Hasta el momento se tienen 18 quejas formales ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Chihuahua, y se espera que también intervenga la CNDH.

No comments

LEAVE A COMMENT