Bienvenida a nuestro portal: contenido diario, auténtico e imparcial
 

Regidora sentenciada por discurso de odio; ¿el fin de su carrera política?

Declaraciones vertidas por la regidora del Municipio de Chihuahua, Catalina Bustillos, en contra de las personas de la comunidad LGBTTTIQ+ han desencadenado una serie de denuncias en su contra frente a varias instancias y una de ellas ha decidido inhabilitarla para contender u ocupar algún puesto público cuando termine su gestión en el Cabildo.

La Sala Regional Guadalajara del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolvió revocar la resolución del Tribunal Estatal Electoral de Chihuahua para establecer que en el caso de la regidora Catalina Bustillos y sus declaraciones sí hubo violencia política en razón de género.

“La violencia contra las mujeres en política tiene importantes similitudes con los delitos de odio, puesto que usa mecanismos de poder y opresión”. –Sala Guadalajara.

Este tipo de faltas, de acuerdo con el artículo 268, inciso C, de la Ley Electoral del Estado de Chihuahua, puede resultar en una amonestación pública, una multa de hasta cinco mil veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización (que en 2020 es de 86.88 pesos) y la pérdida del derecho a una candidatura, es decir, inhabilitación a un puesto público de elección popular, como el que actualmente goza la regidora Catalina Bustillos.

La queja presentada por María de las Mercedes “Meche” Fernández González, en primera instancia al Instituto Estatal Electoral (IEE), señalaba que la regidora Catalina Bustillos vulneraba su libre desarrollo de la función pública debido a un video subido a la cuenta de la servidora pública, donde señalaba que las personas de la comunidad LGBTTTIQ+ eran así por un desorden de identidad. Lo cual, manifestó Fernández, fomenta la homo, lesbo, trans e interfobia.

Sin embargo, el Instituto Estatal Electoral, a quien le corresponde resolver las denuncias por situaciones políticas en razón de género, rechazó que hubiese tal, por lo que se presentó un recurso ante el Tribunal Estatal Electoral de Chihuahua (TeeChihuahua), el cual también rechazó la existencia de la violencia política en razón de género.

Ante la negativa fue presentado un recurso más en la Sala Guadalajara del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, quien analizó el caso y resolvió que el Tribunal Estatal Electoral de Chihuahua debe modificar su resolución para establecer que sí hubo violencia política en razón de género.

La razón de esto fue porque el hecho sucedió mientras Catalina Bustillos ejercía el cargo público de regidora del Municipio de Chihuahua, razón por la cual sus palabras tienen un mayor impacto social.

Asimismo, porque las expresiones que usó en su video de Facebook, con motivo del Día del Psicólogo, son violencia simbólica al estereotipar a las personas pertenecientes a la comunidad LGBTTTIQ+ y equipararlas con padecimientos sicológicos o siquiátricos.

Y la dignidad de Meche Fernández fue afectada, así como su derecho a la igualdad, no discriminación y acceso a una vida libre de violencia al pertenecer al colectivo violentado por las palabras de la regidora.

En cuanto a los elementos de género, la regidora censuró de manera indirecta a las expresiones de género de las mujeres que se apartan de los estándares heteronormativos, por lo que se dirigió a una mujer por ser mujer. Tuvo un impacto diferenciando mujeres y afecta desproporcionadamente a las mujeres, debido a que generalizó a las mujeres pertenecientes a la comunidad LGBTTTIQ+.

Por este motivo el TeeChihuahua debe emitir una nueva determinación y proceder de acuerdo con lo establecido en los artículos 257 al 270 de la Ley Electoral del Estado de Chihuahua.

Impugna regidora decisión del Tribunal

Debido a la resolución de la Sala Regional Guadalajara del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, la regidora Catalina Bustillos interpuso un recurso de impugnación ante el Tribunal Estatal Electoral de Chihuahua, en el cual se dicta que no cometió violencia política en razón de género contra las mujeres, aunque sus manifestaciones pudieron haber resultado ofensivas, discriminatorias e indeseables. También se señaló que su postura no la hizo como regidora, sino como psicóloga por medio de su cuenta privada.

Cabe recordar que la Recomendación 21/2020 de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Chihuahua estableció que la regidora Catalina Bustillos debía dar una disculpa pública por su discurso homofóbico, situación que no ocurrió.

No comments

LEAVE A COMMENT